El Gobernante y los libros



Textos clásicos y no tan clásicos que han inspirado a nuestro gobernante de turno.

“La Metamorfosis” (Franz Kafka). Una cándida ovejita “democrática” (1998) convertida en temible lobo “comunista” (2009). Kafka desde el cielo, al igual que la mayoría de los venezolanos de hoy, somos presa de la incredulidad por ésta formidable y monstruosa transformación.

“Manual de Carreño” (Manuel Antonio Carreño). De la degradación de los buenos modales y las normas de cortesía hasta llegar a una retórica del envilecimiento y el insulto. La jerga de un pendenciero de arrabal en contradicción a la “majestad” del cargo que se ostenta. Un ejemplo comunicacional, sobre todo para los infantes y jóvenes.

“El Decreto de Guerra a Muerte” (Bolívar, Padre de la Patria). La política y la vida social como una relación entre “amigos y enemigos”. Los matices y el equilibrio son algo desconocido para nuestro marcial gobernante.

“El 18 Brumario de Luis Bonaparte” (Carlos Marx). Ni lo habrá leído siquiera porqué ahí Marx establece las bondades del pensamiento crítico y su uso para desenmascarar al poder y a los poderosos. El pensamiento marxista es crítico ante el poder que se ejerce de una manera personalista y totalitaria.

“El Príncipe” (Nicolás Maquiavelo). Libro de cabecera que insiste en manipularlo todo utilizando la mentira y la traición con tal de lograr el “poder eterno”, aunque obviando lo de la “gloria" y la “virtud”.

“Más allá del bien y del mal” (Federico Nietzsche). Otro texto de “ética revolucionaria” muy consultado para hacer creer a la gente que se puede ser muy honesto permitiendo a todo el entorno familiar y clientelar la más obscena corrupción. Además, tiene un apéndice muy llamativo, donde establece que los “crímenes en contra de los derechos humanos no prescriben”. Y esto es de cuidado, con todo y que nuestro locuaz y circunstancial gobernante, hoy asume estar: “más allá del bien y del mal”.

“La Biblia” (Anónimo inspirado por Dios). Quizás sea el texto presidencial más citado, y más querido, a pesar de su particular guerra en contra de la Iglesia venezolana y sus obispos. En la exegesis presidencial se logró encontrar a Jesús portando una pesada cruz de color rojo como demostración de su condición socialista.

“La Riqueza de las Naciones” (Adam Smith). Libro pronto a ser prohibido porqué demuestra el proceso de “acumulación de riqueza” algo que es contrario a la naturaleza del hombre que siempre ha preferido los estadios de pobreza, atraso, abandono y miseria.

“Los Miserables” (Víctor Hugo). La justificación de que “robar es bueno” cuando hay hambre de por medio. Una de las máximas del “supremo” que nos ha llevado a poner patas arribas todas las convenciones sociales acerca de una mínima y tolerable convivencia social.

“Tio Tigre y Tio Conejo” (Antonio Arraíz). Libro secreto y preferido, que le ha permitido, a la máxima investidura del país, “tomar en su puño” a media Venezuela y un poco más, en estos ya largos y cansinos diez años de regresión histórica. Él como el “conejo” siempre se sale con la suya y acomoda todas las circunstancias a su interés máximo: el eternizarse en el poder.



Angel Lombardi
Director del Centro de Estudios Históricos de Luz
http://elregionaldelzulia.com/opitexto.asp?ID=3551

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela