Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2014

¿Habrá por qué para protestar en Venezuela?

Imagen
Viendo la poca información que sale en la prensa tanto escrita como audiovisual, sobre las protestas que están ocurriendo en nuestro hermoso país, me hice esa pregunta, para lo cual voy a elaborar un listado de las cosas por las cuales podemos protestar:
No hay seguridad. Los hospitales no sirven. El salario no alcanza El alto costo de la vida La corrupción galopante. No se consigue medicinas No hay carros nuevos. No hay leche No hay mantequilla. No hay arroz. No hay papel sanitario. No hay jabón de baño. No hay champú. No se consigue azúcar a precio regulado La comida excesivamente costosa. La electricidad falla. El agua llega a nuestros hogares cada 24 horas. El transporte público no sirve. Las carreteras sumamente en mal estado. Muchos niños pobres en la calle. Demasiada pobreza extrema. Muchos jóvenes en el mundo de la delincuencia. Unos poderes que no son imparciales. Bueno, si se me olvida algo me lo dicen por favor, de todos modos lo que quería,  era ver gráficamente por qué se puede protestar de ma…

POR SOBRE TODO, BENDITA VENEZUELA (Ramón Alberto Escalante)

Imagen
Cada vez más muertes horripilantes y nadie se atreve a tocar los nichos sagrados de la impunidad, que es el problema de fondo derivado del actual Código Penal, de los beneficios y de la naturaleza presuntiva del COPP. Esos temas son impopulares. Más aún, hemos asumido que el nuevo proceso penal es de avanzada y por eso, intocable. Claro que es una maravilla, quizás para Noruega o Francia, no para Venezuela.El dueño de cuatro vans las vende todas para irse de Venezuela. Lo comprendo porque este baño de sangre cada vez es más intenso. A mi primo Gustavo lo masacraron en Navidad. Ni siquiera pudieron enterrarlo en el cementerio de su pueblo porque los victimarios-delincuentes, tienen amenazada a toda su familia. No se avizora cambio de gobierno, tampoco de oposición. Siguen fosilizados en sus posiciones irreductibles, en cierta forma, caminan simbióticamente, se complementan entre sí. Mucho más remoto parece un cambio de mentalidad, porque con dólar a seis o sesenta, los adolescentes si…