El Socialismo es una careta de dictadura



Zenair Brito Caballero

El socialismo es un sistema político con careta de dictadura, pues a la sombra de este sistema de gobierno se cometen las peores barbaridades contra la dignidad del ser humano. El socialismo es la mampara donde se esconden todos los desvergonzados, los que quieren aparentar ser buenos, pues con esa máscara han cometido crímenes horrorosos contra la sociedad desvalida y que de pronto están impunes. Ese socialismo, es el que permite que los funcionarios públicos se desvalijen el erario nacional, como se hizo en los pasados gobiernos de la llamada IV República.

Esa pseudodemocracia llamada socialista es la que permite que un grupo de diputados rojos-rojitos, que reciben órdenes del “patrón” comandante, aprueben leyes exprés como la Ley Orgánica de Educación simplemente porque quieren halagar y adular al comandante y tener quien les cuide las espaldas a todos los chavistas que han cometido abusos legales de lesa patria.

Ese mal llamado bolivarianismo socialista, es el que da luz verde para que los tribunales electorales deshonestos realicen simulaciones descaradas para hacer ganar presidentes, diputados y alcaldes de su partido rojo-rojito. Ese socialismo, es el que faculta al Tribunal Supremo de Justicia para que engavete procesos criminales en contra de los poderosos que protegen a cambio de prebendas. Ese socialismo, es quien autoriza a los bandidos, para que acumulen grandes fortunas económicas comercializando mercaderías sin pagar impuestos al Estado.

Ese socialismo, faculta las licitaciones amañadas para favorecer a parientes, amigos o familiares de la gente del partido rojo-rojito. Ese socialismo, da permiso para que los testaferros presten sus nombres para negocios turbios de personeros de su clan, y aquí mismo van algunos escritores que escriben estupideces para denigrar de personas honestas, y cuentan con la colaboración de periódicos afines al gobierno que publican sus diabólicos artículos, a éstos no les importa vender su alma al diablo. De todos esos errores garrafales cometidos, ahora están asustados muchos rojos-rojitos, pero lo que más los aterroriza es que aparezca un fiscal honrado, los investigue y salgan totalmente culpables, con el pasaporte de ir a parar a la cárcel algún día.

britozenair@gmail.com

fuente

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS