BUSCANDO LA GUERRA




Chávez necesita urgentemente más conflictos con Colombia

De nuevo Chávez enfila sus baterías contra Colombia. El Presidente necesita más conflictos con el vecino país. Esa es una de sus obsesiones. Por eso sus buenas relaciones con Álvaro Uribe duran muy poco. Hoy lo llama amigo y mañana pasa a calificarlo de capo ¿Por qué necesita esa guerra?

En primer término, necesita esa guerra para tapar sus fuertes nexos con la guerrilla colombiana. Hay serias, muy serias evidencias de las “excelentes” relaciones entre Chávez y las FARC. Muchas veces el Gobierno colombiano ha “informado” al venezolano sobre la presencia constante de los principales líderes guerrilleros en suelo venezolano.

Siempre desmienten tales señalamientos, a pesar que la inteligencia colombiana da los detalles precisos de dónde están y quiénes los cuidan. Luego apareció la computadora de Raúl Reyes que guarda gran cantidad de información que compromete a Chávez y a Rafael Correa. Por todos los medios posibles y con todas las palabras que conocen los voceros chavistas han querido desvirtuar a dicha computadora.
Pero resulta que la información allí almacenada ha sido verificada no sólo por la Fiscalía colombiana, sino por INTERPOL, cuyos expertos dieron fe de que los archivos no habían sido manipulados. Ahí tiene amigo lector más razones para anhelar el conflicto.

Y para poner la cosa peor, ahora el Ejército colombiano le incautó a las FARC misiles antitanque de fabricación sueca y que fueron comprados por Venezuela, pero que ahora aparecen en manos de los guerrilleros. Esos lanzacohetes del modelo AT4 no son para cazar iguanas y alimentarse en la selva. Tampoco se encuentran en cualquier armería de pueblo. El Gobierno venezolano no tiene cómo explicar como esos misiles están en manos de la guerrilla y por eso apelan al ya putrefacto argumento de la campaña mediática internacional.

¿Quiere más razones? La revelación hecha por uno de los voceros más connotados de la FARC sobre como esa organización guerrillera ayudó financieramente a Rafael Correa en su campaña presidencial, mete a Chávez en la pelea para defender a su aliado incondicional, fiel y hartamente obediente.

¿Desea otras razones? Chávez anhela una guerra que lo catapulte al calificativo de héroe, bien sea porque gane o porque sea sacrificado en medio del combate. Quiere borrar aquella imagen que dejó en el Museo Militar el 4 de febrero de 1992.
El Presidente sueña con comandar las tropas bolivarianas que derroten a la oligarquía colombiana que tanto daño, según él, le hizo a Bolívar. Sus propios compañeros del golpe del 4-F han dicho en privado que Chávez añora esa guerra con Colombia.

Chávez busca esa guerra no desde ahora, sino desde hace mucho tiempo. Por eso toma el acuerdo que esa nación negocia con Estados Unidos para la instalación de militares y equipos bélicos en cuatro bases colombianas para el combate del narcotráfico y del terrorismo, como parte de la nueva ofensiva contra esa nación.
Critica que Colombia construya una alianza militar con Estados Unidos, pero no recuerda que el ofreció nuestro territorio para que Rusia tuviera presencia militar en América Latina ¿Es o no una contradicción? Odia un imperio, pero se entrega en cuerpo y alma a otro imperio.

La guerra contra Colombia se moldea desde hace varios años y por eso el gasto militar no sólo para potenciar a nuestra Fuerza Armada, sino también lo que se ha gastado para dotar a las FARC de mayor poder de fuego en esa lucha interna contra el Estado colombiano.

¡Con razón el dinero en Venezuela no le alcanza al Gobierno! Y cómo le va a alcanzar si se usa para fines muy lejanos a la solución de los grandes e ingentes problemas que agobian a los venezolanos. No somos un país belicista. Somos amantes de la paz, pero Chávez se empeña en meternos en un problema geopolítico de envergadura internacional.

Y ese problema no sólo es la exportación de la revolución bolivariana a otros países de Latinoamérica, sino que se agrava por las estrechas relaciones con Irán cuyo gobierno extremista mantiene fuerte presencia en Venezuela y los agentes iraníes se mueven con plena libertad en Venezuela.

Chávez invierte en la guerra, cuando los venezolanos deseamos que invierta en la paz a través de la dotación de hospitales, la construcción de viviendas, el mejoramiento de la vialidad, el combate de la inseguridad y sobre todo atacando de fondo la marginalidad. Eso no es importante, lo importante para él es buscar la guerra y la eterna confrontación.




http://www.informe.net.ve/editorial.php?ID_TIPO_CONTENIDO=1

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS