Supuestas mentiras que son verdades




Por: Karelis García
País electrocutado. Hace pocos días llegaron a mis oídos algunas presunciones que existen entre los funcionarios más cercanos a Miraflores y trabajadores de la industria eléctrica. Aseveraciones que poco alientan las escuetas esperanzas de progreso que les quedan a los venezolanos. Se teme que ocurra una falla en la represa El Guri de dimensiones alarmantes. La sala de turbinas sólo tiene operativas ocho de las 20 turbinas que la conforman. Sí terminara colapsando la estructura, realmente abandonada por muchos años, los apagones ya no serían interrupciones intermitentes, sino que podrían durar días enteros y hasta semanas.
Seria el entierro del aparato productivo del país, empezando por las industrias petroleras y del aluminio. Seria una crisis mucho peor que la sufrida durante el paro petrolero en el año 2002, cuando los venezolanos parecían estar en guerra, haciendo largas colas por un litro de gasolina, una bombona de gas, alimentos, refrescos y cuando el desempleo golpeó dramáticamente la calidad de vida de la población. En aquella ocasión, y como en todos los episodios de la historia del país, al menos contábamos con la electricidad. Pero ¿cómo salir de una crisis económica y petrolera sin electricidad? ¿Acaso queda algún atractivo en el mercado venezolano para los inversionistas? ¿Será que la soberanía alimentaria de la que habla Chávez se consigue sin productividad nacional? El descaro y la ineptitud de este Régimen son inéditos en la historia nacional.

Clínicas. Como todos los rubros de la empresa privada en el país, las clínicas están sometidas a un vergonzoso terrorismo de Estado. Un importante centro de salud al norte de la ciudad que presta servicios médicos a los trabajadores de PDVSA desde hace muchos años, no ha recibido el pago de al menos los últimos tres años de la atención dada al personal petrolero. Hace unos tres o cuatro meses se corrió un fuerte rumor de expropiación de la clínica por parte del Ejecutivo, puesto que, como ya sabemos, toda deuda pública el Gobierno la resuelve con una expropiación o estatización. Lo insólito es que la directiva del centro médico decidió exonerarle la deuda al Gobierno para evitar la medida, y lo que es peor, aceptó atender completamente gratis a los empleados de la estatal. ¿Es esto democracia y respeto a las leyes?

Dólares. Cada vez que el Gobierno toca el tema de los dólares sólo se me viene a la mente la vida “socialista” de los familiares del presidente Chávez y de los altos funcionarios de esta gestión corrupta e hipócrita. ¿Será que María Gabriela Chávez, hija del Presidente, se gasto 2 mil 500 dólares en su viaje a París para ver a Madonna el año pasado? ¿Será que ese cupito le alcanzó para pagar su estadía en Europa, compras capitalistas y el suntuoso concierto? Definitivamente, ahora más que nunca estoy segura que las autoridades de CADIVI están siendo asesorados por los hijos de Chávez y José Vicente Rangel, quizá los zurrapitos de los ministros, quienes son muy “austeros” y para no gastar tantos dólares prefieren andar en las camionetas Hummers.
Es que es verdaderamente patética la propuesta del Gobierno. Hizo toda una alharaca con que serían aumentados las asignaciones a viajeros y resulta que el fulano incremento no pasó de los tres mil dólares, y de paso, las nuevas políticas son más engorrosas ahora. Millones de venezolanos debemos comprar las divisas en el mercado negro cuando al presidente que sataniza las riquezas, que odia a los ricos y que exhorta al ahorro, le fueron asignados más mil 540 millones de dólares para su manejo el año próximo. Sí tan sólo el presidente renunciará al derroche para abastecer los productos de tocador de sus casas presidenciales o para comprar revistas y libros, a Cadivi le alcanzarían un poco más las divisas, tendrían 183 mil dólares más para alegrar a los usuarios. Que tristeza da ver en las ruinas en las que está el país. Da nostalgia mirar 15 o 20 años atrás, cuando a pesar de la pobreza y la corrupción, teníamos un país mucho más productivo y respetuoso a la Constitución. En cuenta regresiva.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela