Desgraciaoo


En realidad a veces pienso que Chávez en lugar de ser hijo de Bolívar es más bien el hijo de la “vieja de los mangos”.

¡Desgraciaoo!, Uribe, tú eres un desgraciaoo; Rosales, tú eres mil veces desgraciaoo; Bush, tú eres un donking desgraciaoo; Alan García, tú eres un delincuente de siete suelas y también un desgraciaoo; Obama, tú no te escondas detrás de tu colorcito, tú también eres un desgraciaoo, chico. No hay nadie en este mundo que a decir del Presidente no sea un “desgraciaoo”.

Cómo realmente puede leerse esta expresión en el resto del continente. Empecemos con Costa Rica, allí está Óscar Arias Sánchez viendo CNN y aparece la noticia: “Chávez dirige la discusión ideológica en el seno de su partido”. Óscar se despabila, se acomoda en su sillón y entonces escucha cuando el presidente Chávez dice de Uribe y de su canciller: “Ustedes son unos desgraciaoos”. Arias no lo puede creer, un presidente ha dicho de un colega que éste es un mal parido, que es como se dice en ese país “desgraciaoo”; enseguida llama a su ministro de Información para que censuren en su programación local semejante alocución, porque en ese horario miles de niñitos costarricense, que les gusta que jode el noticiero de CNN, están frente al televisor.

Ahora imaginemos, otro país, México, por decir uno, que es un país de arrechos y de machos y allí no caben las sorpresas, pues el albur es el juego que mejor juegan los manitos. Allí está Calderón, hecho el bolsa, leyendo un resumen de las declaraciones más importantes de los presidentes del continente, cuando se encuentra con la rabieta del Presidente y de pronto llama a su secretario y le enseña la cuestión diciéndole: "No lo vas a creer, Hugo Chávez, a quien todos tienen como el filósofo del socialismo del siglo XXI, le dijo culero al presidente Uribe". "No puede ser", dice el secretario, y como México, a pesar de ser tierra de machos siempre tiene sus excepciones, el secretario le dice a su presidente: “¡Ay, qué vulgar!”.

Micheletti no se queda atrás y viendo el noticiero le grita a su mujer: “Mi amor, Chávez acaba de llamar a Uribe machuca perros”. Correa se ríe divertido y llama a Chávez: “Qué vaina tan buena lo que le dijiste a Uribe, eso de decirle comemierda te quedó muy bien”. Aquí en Venezuela desgraciado puede traducirse como “coño 'e madre”, y así estamos al nivel de la señora de los mangos, que Dios la tenga en la gloria.


Énder Arenas Barrios/Sociólogo
ORIGINAL

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela