Significado del nombre del blog

Artículo 350. El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Artículo 333. Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.




martes, 17 de noviembre de 2009

ADIOS MUNICIPIO PÁEZ


Los concejales del Municipio Páez (estado Zulia) estudian la posibilidad de cambiarle el nombre a su entidad por el de Municipio Indígena Guajira, quizá incluyendo el apelativo de bolivariano. No se trata de un acto político, ni se está desconociendo al general Páez, ha declarado el vocero.

Puede ser, pero indudablemente que si el territorio se llamara Zamora la idea jamás hubiera aflorado. Pero como Chávez mandó a retirar la pintura de Páez de su despacho en Miraflores porque “a ese traidor no lo aguanto más” y luego agregó “no la quemo porque es obra de un gran pintor”, los concejales optaron por congeniarse con él, no sea que el susodicho la agarre contra el municipio por llevar tan detestable apelativo.

Otra proposición es eliminar el nombre del hombre público Elías Sánchez Rubio (parroquia). Paradójicamente, Sánchez fue hijo de José Rafael Pocaterra Mac Pherson, quien escribió la famosa novela de temática zuliana “Tierra del sol amada”. A su vez, Pocaterra era familiar del general Juan Mac Pherson, tercer gobernador del Territorio Federal Goajiro (hoy Municipio Páez), que fue creado por obra y gracia de Antonio Guzmán Blanco. Por su parte, en 1502, Alonso de Ojeda fundó en la Guajira, nada más ni nada menos que el primer poblado en tierra firme americana, llamado Santa Cruz. De modo que lo que sobra son nombres.

El vecino municipio Almirante Padilla por ejemplo, también tendría que reconsiderar su apelativo ya que el colombiano José Prudencio Padilla fue condenado a muerte y ejecutado como responsable del atentado contra el Libertador. Y el otro vecino, Municipio Mara, está en conocimiento que el dichoso Indio Mara no existió, por lo menos con ese nombre. Todo lo cual demuestra lo complicado que es la historia y lo impertinente que puede resultar manipularla al cambiar nombres en función de una motivación política. Que oiga quien tiene oídos...



Ernesto García Mac Gregor garciamacgregor@gmail.com

No hay comentarios.: