Como salir de pobre




En muchos Países los pobres representan la mayor parte de la población. Cuando un político les dice que ellos lo son porque unos desalmados oligarcas les quitaron lo que les correspondía y que necesitan un gobernante de sensibilidad que los ayude a salir de la pelazón sucede, a veces, que el tipo viene a ser Presidente.

Chávez es un ejemplo del discurso dirigido a los pobres. Con su verbo dibuja una lucha del pobre contra el rico que ahora ganan los desposeídos y que, al final, serán los dueños de la inmensa riqueza. Mientras tanto, el Gobierno implementa una red de atención médica en barrios, una de distribución de alimentos baratos, un sistema de educación para excluidos y otras iniciativas para repartir dinero vía becas, comunas, préstamos o cuanta misión u organización exista. Esto le permite mantener a miles de personas ocupadas y seguir obteniendo simpatías y votos en cierta forma “comprados” a un costo bajo. Lo cierto es que este esquema no saca a nadie de la pobreza pues cada día somos más y cada vez habrá menos que repartir.
La única forma conocida de que un pueblo combata su pobreza es producir riqueza. No es un juego de palabras. Recibir “ayudas” puede parecer bien, pero eso no produce más de lo que hay.

Aunque hay diferencias casi todo el mundo en Venezuela está de acuerdo que una familia debería tener una vivienda decente, un carro, posibilidad de pagar comida, vestimenta, escuela, servicios, tener celulares y un “playazo” y una parrillada de vez en cuando. Para tener eso usted requiere alrededor de 4 mil bolos al mes. Eso es difícil. Si usted es un empleado público sus ingresos están en la banda de mil a dos mil bolívares y si trabaja por su cuenta sabe cuanto esfuerzo hay que ponerle a la cosa.

Los países desarrollados lo son, principalmente, porque crearon empresas privadas. Estas pagan algo mejor que el sector público y mantienen la posibilidad de que si usted se aplica va aumentando su responsabilidad y el sueldo hasta que rompe la barrera de la pobreza. Este no es el único camino pero es el camino más transitado para sacar a muchísimas personas de la miseria. El mejor ejemplo es China. Vía la empresa privada ha sacado, por ahora, a 350 millones de personas de la pobreza.

La telarañosa mente de los que hoy gobiernan a Venezuela ven a la empresa privada como un conjunto de indeseables que solo quieren su beneficio. Lo cierto es que ningún empresario puede enriquecerse sin, al mismo tiempo, enriquecer a mucha gente y enriquecer al País. Las empresas privadas no son tigres que hay que matar. Son realmente una bendición. Chávez está equivocado en muchas cosas pero en esta en particular no solo está “pelando bola” sino que está asesinando el futuro de Venezuela. Chávez ha gastado más de 20 mil millones de dólares en comprar empresas como CANTV, La Electricidad de Caracas y muchas otras cuyo único efecto ha sido el cambio de dueño. No creó más riqueza. Si por el contrario hubiese utilizado ese dinero para crear nuevas iniciativas vía empresas mixtas, ya se habrían construido industrias por más de 100 mil millones de dólares. Esas si crean empleo del bueno y ya decenas de miles de personas habrían dejado de ser pobres para siempre. Este es el camino Señor Presidente. El otro camino es dejarse crecer la barba y, a moco suelto, responsabilizar de nuestra miseria a esos gringos malucos.


Eugenio Montoro
montoroe@yahoo.es

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela