¡Showman o Presidente!



Inventa guerras, conspiraciones y actos de magia para ocultar su fracaso
Tanto tiempo y dinero perdido. Es triste y lamentable el nivel al que ha caído la calidad de vida de los venezolanos. Durante una década lo tuvimos todo para haber podido enrumbar al país por senderos de progreso y verdadera igualdad con ciudadanos satisfechos con la gestión de Gobierno. Pero la realidad es otra.

La realidad nos muestra una nación cercada por la inseguridad. El país nunca había vivido cada semana tantas muertes en manos de la violencia desatada. Ni siquiera la Cuba de comienzos de la tiranía de Fidel y el Che tenía tantos muertos cada semana cuando aplicaron un estado de zozobra y mataron a tantos civiles y militares.

Los índices de criminalidad en Venezuela nos colocan en el límite de la resistencia. Ciudadanos de países desarrollados no pueden creer que en Venezuela asesinen por un carro o un par de zapatos. El gran responsable de la elevada inseguridad es Chávez quien en 11 años no ha querido enfrentar el problema y hasta lo desaparece de sus discursos. Que no vengan a echarle el problema a la IV República, cuando tienen gobernando más de una década.

El mismo Presidente en los inicios de su gestión convalidó indirectamente al delito. Y luego con sus acuerdos con la guerrilla colombiana que opera desde Venezuela, le ha dado aliento a la industria del secuestro que enluta a centenares de venezolanos. Durante la gestión de Chávez el secuestro se ha multiplicado y el Gobierno no hace nada.

La realidad nos muestra el fracaso en construcción de viviendas. El Gobierno ha tenido montones de recursos que el petróleo nos ha aportado, pero no son capaces de construir las casas que requieren más de 2 millones de venezolanos. Si analizamos las metas alcanzadas por Chávez en materia de viviendas, veremos que todos los presidentes de la satanizada IV República hicieron más soluciones habitacionales.

La realidad nos muestra una infraestructura deteriorada y sin grandes obras. El ex presidente Luis Herrera Campins en tan sólo un período de cinco años construyó más escuelas, bibliotecas, universidades y hospitales que estos 11 años de gobierno de Hugo Chávez.

Los servicios públicos colapsados son otra realidad. Un país sentado en un inmenso pozo de energía, pero sin electricidad porque en 11 años no han hecho las inversiones necesarias y tienen el coraje de acusar a la IV República del desastre actual. Y ahora hasta el agua falta porque son incapaces de planificar alternativas para el suministro del vital líquido. Además nuestras carreteras son una guillotina por sus avanzados daños

Lo peor es escuchar y analizar los argumentos que usa el Presidente para justificar el ahorro de electricidad y agua. Antes pensábamos que el primer mandatario estaba lleno de buenos deseos, pero hoy estamos convencidos que está lleno de ineficiencia.

La salud es una realidad cruel. El mismo tuvo que admitir que ha fracasado en cuidar la salud de los venezolanos. Y luego de confesar armó el show con miles de supuestos médicos cubanos que vienen a maquillar los errores de Chávez y su gestión.

La realidad nos enseña la quiebra del aparato productivo nacional. El parque industrial nacional está inactivo, deteriorado o invadido por los propios chavistas. No producimos ni 50% de lo consumen los venezolanos. Vivimos de las importaciones masivas, porque Chávez se empeña en aniquilar al sector productivo nacional.

Lo mejor no sólo para Venezuela, sino para el propio Chávez es que este pierda las elecciones presidenciales de 2012, para que luego viaje como cualquier ser humano común a muchos países como Taiwán, Singapur, Australia y Nueva Zelanda, entre otros, y vea como con menos recursos que nuestro país, han sido capaces de dar seguridad, salud, empleo y calidad de vida. Deje de aprender lo malo que le enseñan Fidel Castro, Gaddafi, Ahmadinejad y sus otros amigos que sólo se aprovechan de sus delirios.

Chávez luce agotado y sin ideas. Por eso otra vez nos quiere empujar a una guerra con Colombia. Por eso arma el reality show con los supuestos paramilitares, pero no habla nada de la guerrilla colombiana que no sólo tiene bases en Venezuela, sino que recibe ayuda logística de la Fuerza Armada Nacional. Está tan mal que hasta sus propios aliados ven una caída inminente.

Lamentablemente Venezuela está en manos de un hombre que juega con la política y con la vida de los venezolanos. Un hombre que le declara la guerra a Colombia, pero ha sido incapaz de declarar la guerra al hampa desbordada. Un hombre que hace su show y malgasta el dinero de los venezolanos. Un “Showman” que se hace pasar por Presidente y saca la totuma y las velas como el nuevo símbolo del progreso venezolano.

Un “Showman” que busca disfrazar su fracaso con más conflictos como la guerra con Colombia, la detención de supuestos paramilitares y las vinculaciones de estos irregulares con Gobernadores como César Pérez Vivas y Pablo Pérez. Quiere ser un mago para ocultar la verdad sobre su fracaso como gobernante. Este show debe terminar por el bien de Venezuela.

texto original

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS