¡Régimen corrincho!



- Marlon S. Jiménez García /Profesor universitario

Sin ninguna duda estamos viviendo tiempos dramáticos en nuestro país. Los gobernantes de turno no tienen ningún interés en trabajar por la paz, por la conciliación social, por el respeto a las libertades ciudadanas y por el desarrollo integral del país; a ellos sólo les interesa el poder, no para construir sino para destruir aquello que sea contrario a su manera de pensar y de actuar.
Un régimen corrincho como el actual, conformado por gente ruin, de baja calaña, no se le debe dar ni un ápice de descanso en la lucha por el rescate de Venezuela. Se tienen que crear estrategias estructurales que le permitan al pueblo salir a protestar en las calles, en los barrios, en las urbanizaciones, en las universidades, en los lugares de trabajo; donde quede plasmado lo necesario de las mismas para obligar al régimen a retroceder en su intento de hegemonía política y gubernamental.
A este régimen corrincho hay que sacarle los dientes y las uñas para demostrarle que con el pueblo democrático en la calle no hay ninguna posibilidad de cubanizar la sociedad venezolana; y tengan la seguridad de que no son unos “potecitos de gas” los que van a detener la verdadera furia de los venezolanos.
A este régimen corrincho no hay que permitirle cadenas de radio y TV para actos proselitistas. Los medios están en la obligación constitucional de negarse a cumplir con tales propósitos cuando ello atente contra los valores y principios democráticos. A este régimen corrincho tampoco se le debe acatar leyes que son contrarias al espíritu democrático consagrado en la CNRBV, como ésta que permitió, en violación flagrante de la voluntad popular, elegir a dedo un jefe de gobierno en la capital de la República.
A este régimen corrincho la disidencia se las tiene que jugar con todo, porque sino se seguirán perdiendo los espacios que la democracia y la CNRBV nos ha dado. El régimen quiere abolir los sindicatos, cerrar las universidades autónomas y privadas, acabar con la propiedad privada, y lo más grave, eliminar todo vestigio de libertades ciudadanas. Es la hora de actuar, la patria y nuestros hijos esperan por nosotros. Rechacemos a los corrinchos.



http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=12286

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela