Noventa días de autoritarismo renovado



- Natalia B. Sánchez A./ Socióloga

Yo sí creo que de las peores cosas que nos han pasado últimamente se cuenta los resultados del 15 de febrero, porque desde allí se ha incrementado el autismo social autoritario del Gobierno. Confiados en el resultado electoral de este año decidieron profundizar una serie de medidas conflictivas y poco populares (al menos para cinco millones que no estamos de acuerdo). Parece ser que el efecto de la victoria trajo consigo una equivocado refrescamiento de decisiones radicales.El autismo al que me refiero se evidencia en controles, mensajes amenazantes, y en un clima de confrontación.

Se está apostando a la inviabilidad del país, sobre la viabilidad del Gobierno. El Gobierno como único actor dador, represor, como único dueño y decisor de todo lo que hacemos los venezolanos, parece ser el único que puede construir el país. Ya ni siquiera la controversia es entre algunos venezolanos (los pobres) frente a otros venezolanos (los ricos).Ya ese mapa de guerra fue sustituido en el discurso y acción del Gobierno, por uno todavía peor: el país frente al Gobierno. Un país que es inmaduro y no sabe decidir, al que hay que enseñar. Así a la gente hay que enseñarla a vestirse, a valorar, a comer, y a respirar. Eso siempre han creido los militares del mundo civil: con disciplina se logra todo.

Ahora en estos días, la lógica de mando es ponernos en cintura a todos. Es decir, dejemos de desear ser hombres consumistas y materialistas, pues lo que viene es la regla del mandato disciplinario de la revolución que sobreposiciona el valor del Gobierno como único actor pensante. Digo que esto es autismo porque los seis millones de venezolanos que dijeron sí en la ultima consulta electoral no dijeron que sí a esta nueva fase. Esta postura abusadora podría detonar mucha violencia en nuestro país y nadie quiere eso. En Venezuela se puede ser medio ladrón y vivo y no pasa tanto como si se reconoce socialmente a un abusador.

Piense usted, ¿es lo mismo quienes venden CD's piratas y quienes cuando faltaba leche, vendían el pote a 50 mil bolívares de los de antes? No verdad. Para mí tampoco. Uno de los principales errores del autismo social de corte autoritario es creer que la realidad se decreta con formalismos, que las leyes lo tapan todo, que la gente civil es idiota y que esto del socialismo es a juro.



http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=13271

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS