Derecho a la propiedad privada



Parte I)
Con el objeto de llevar al país al “mar de la infelicidad y la esclavitud” al estilo cubano, el régimen apura el paso, poniéndole el ojo a los medios de comunicación social independientes, así como también a la propiedad privada. Se trata de otra muy grave violación a la Constitución Nacional Bolivariana de 1999 y a los derechos humanos, todo lo cual afectará seriamente tanto a los simpatizantes del régimen como a los que se le oponen.

A las emisoras independientes las van a acallar porque no conviene la protesta, la información veraz y el trasmitir noticias de atropellos y violaciones que están cometiendo al por mayor. La propiedad privada morirá porque en los regímenes marxistas-leninistas los medios de producción social y la riqueza (casas, negocios, producción, etcétera) son exclusivamente del Estado y tienen que estar sólo en manos del Estado, lo que equivale a decir, en manos del caudillo, del dictador, quien a través de la tarjeta de racionamiento y en largas colas le dará al pueblo que esté con él la cantidad de alimentos que el Gobierno considere suficiente. A los enemigos, ni pan ni agua.

El fundamento del derecho a la propiedad privada lo hallamos en la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, proclamada por la Revolución Francesa el 26 de agosto de 1789 y asumidos esos derechos dentro de la categoría de derechos naturales e impreibles. Ellos son: la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresión, tal como aparecen taxativamente señalados en el artículo 2 de la referida declaración.

El 10 de diciembre de 1948, en lo que se considera como una conquista importantísima en las legislaciones a favor de la protección de los derechos del hombre, las Naciones Unidas elevan a la propiedad privada, junto a otros, a la categoría de derechos humanos fundamentales, a través de un maravilloso instrumento, como lo es la Declaración Universal de Derechos Humanos, como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse. Esa declaración universal viene a ser el resultado de un largo proceso histórico dentro de la cultura occidental y cuyos momentos más importantes lo hallamos en la Revolución Inglesa de 1648, la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de 1776, y también en la ya señalada Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789...Continuará.

Kaled Yorde /Abogado


http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=17024

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela