“El más grande de los retrocesos que hayamos conocido empezó en 1999”: Manuel Caballero


“Desde el 24 de noviembre de 1948 estoy en la oposición, de todos los gobiernos, sea cual sea”. Así de rotundas y altivas son sus palabras. No importa si tiene detractores y mucho menos si hay desde el Gobierno quien lo llame”escuálido”, lo de él es la palabra dura, concienzuda y crítica. Manuel Caballero es de esas plumas firmes que no se detienen ni siquiera en los momentos más censuradores.
La imagen del hombre mayor de cabellos blancos y bigote poblado, con bastón y boina es inconfundible. Su llegada al Aeropuerto Internacional de La Chinita no pasó desapercibida.”El viejito bigotón de los domingos”, advirtió un señor que aguardaba en el terminal la llegada de un familiar, y que debió ser uno de los centenares de lectores que cada semana sigue sus columnas en el diario El Universal.

Caballero es historiador, docente y periodista con más de 40 años de trayectoria. Unos 50 títulos sobre historia, política y literatura avalan su currículo, y especial ahínco ha tenido con el gobierno del presidente Hugo Chávez, siendo uno de los escritores más criticos que éste ha tenido.

Dos días estuvo en Maracaibo, invitado por la Universidad del Zulia para inaugurar el foro nacional Democracia, descentralización y desarrollo. Con La Verdad habló cara a cara, durante su traslado al hotel.

“La descentralización no es como mucha gente cree, que es un asunto puramente administrativo. La descentralización es un problema político (…) que arrancó por lo menos desde el 14 de febrero de 1936, cuando por primera vez una manifestación popular hace torcer el rumbo de una política al Gobierno”.

A su juicio, los términos descentralización, desarrollo y democracia son sinónimos que no tienen por qué concebirse de manera aislada. Caballero aseguró sin titubeo que el período que empezó en 1936 y culminó con la llegada de Chávez al poder fue el de “mayor desarrollo” para el país. “El más grande de los retrocesos que hayamos conocido en un siglo empezó posiblemente en 1999″, expresó el historiador, para quien el afán del Ejecutivo por acabar con los poderes que “lo rivalicen” -como el Judicial y el Legislativo-, son prueba de ello. “Los partidos, los sindicatos, las universidades e incluso la Iglesia y los medios de comunicación están con este señor en amenaza constante”.

- El gobierno del presidente Chávez insiste en regular la actuación de los medios de comunicación, ¿Qué opinión le merece la situación de los medios en estos momentos?

- Eso tiene un solo nombre: La concentración y la personalización del poder. La historia demuestra que los venezolanos a partir de 1936, a excepción de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez que duró sólo cinco años, se acostumbraron a que era el Presidente de la República quien gobernaba y no como había sido hasta entonces el general tal o el general cual, ese es uno de los aspectos por los que se ha también retrocedido, porque es concentrar todo el poder en una sola persona, y por supuesto esa persona tiene que ser una especie de dios, y dios no soporta las críticas.

- ¿Entonces no se puede ser crítico en Venezuela?

- El hecho que tú me estés entrevistando indica que sí hay espacios para eso, pero por qué, ¿por la voluntad del Ejecutivo? No. Por la fuerza que en todos estos años ha ido creando la sociedad democrática. La cultura democrática y la fuerza que se ha ido creando a partir de casi todo el siglo XX, es lo que ha impedido que estemos en una dictadura clásica, como es la voluntad de este ciudadano que nos manda hoy y que lo expresó desde el 4 de febrero de 1992.

- ¿Cómo se puede explicar el liderazgo sostenido del presidente Chávez y la no consolidación de un líder para la oposición capaz de enfrentarlo?

- Veo con mucha desconfianza ese reproche que se le hace a la oposición que no tiene un líder, porque esa es precisamente lo característico de la democracia. Recuerdo la frase de Galileo cuando alguien le dice: “Desgraciado el pueblo que no tiene héroes”, y él responde: “Desgraciado el pueblo que necesita de héroes”. Entonces, ¿Nosotros lo que necesitamos es otro a Chávez? No. El problema es que todos tenemos que asumir la responsabilidad y no andar diciendo “ellos los de la oposición”.

- ¿Pero no es acaso el propio Presidente el que insiste en la división a través de su discurso?

- Ellos han dividido el país, porque él (Chávez) lo dijo antes de ser presidente: “Será necesario que esto se resuelva con sangre”. Porque él piensa como un militar, y el militar sólo piensa en echar plomo. Todo el tiempo anda buscando la confrontación. Eso es lo que nos lleva a lo que decía Gandhi: “De tanto pensar en ojo por ojo y diente por diente, de pronto nos vamos a conseguir en un mundo de ciegos”.

- El oficialismo reclama que en Venezuela la prensa independiente hace periodismo conspirador.

- (Se ríe) Qué autoridad tiene ese señor para acusar a nadie de conspirador. Un conspirador trabaja en secreto, los medios de comunicación trabajan abiertamente, eso no es conspiración.

- También insisten que en el país nunca ha habido tanta libertad de expresión como ahora.

- Eso no tiene la menor base. Acabamos de ver que Diosdado Cabello mandó a cerrar más de 200 emisoras, quieren acabar con Globovisión como lo hicieron con RCTV y después venimos nosotros, la prensa escrita. Ellos ven la libertad de expresión como si fuera una graci

La Verdad


http://noticiaaldia.com/2009/07/%e2%80%9cel-mas-grande-de-los-retrocesos-que-hayamos-conocido-empezo-en-1999%e2%80%9d/

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela