La verdad duele



No hay cosa más odiada por los regímenes totalitarios que la libertad en todas sus manifestaciones, esa misma libertad a la cual le cantó Cervantes en el Don Quijote de la Mancha cuando el ingenioso hidalgo, expresó a su fiel escudero Sancho Panza: "La libertad, Sancho, es el más preciado bien que los cielos hayan dado al hombre. A ella no se le comparan ni las riquezas que encierra la tierra ni el mar encubre. Por la libertad y por el honor, hay que jugarse hasta la vida".

En criollo, la verdad, es como el aceite, queda encima siempre. Y eso que es evidente, es lo que no le gusta a los sistemas totalitarios y autoritarios como el que encabeza Hugo Chávez, y menos aún, que esas realidades sean publicadas en los medios de comunicación para permitirle a los ciudadanos el derecho que tienen a estar informados.

De allí la dura campaña que el propio Presidente de la República mantiene contra los medios de comunicación plurales y libres, con amenazas, concretadas muchas veces, de cierre y exorbitantes y casi impagables multas, y lo que es peor, ordenando a las instituciones o demás poderes de la nación, que se supone son independientes por mandato de la Constitución, acciones contra esos medios y conminándolos a renunciar si no lo hacen para, así, él mismo aplicar la ley. Esto se parece mucho al absolutismo de Luis XIV: "El Estado soy yo".

Esta robolución no soporta la crítica y mucho menos que las miserias y costuras que le saltan a la vista ante el fracaso de diez años de desidia y de incumplimiento a las promesas de cambio que le hicieron al pueblo, o sea, las verdades, sean reflejadas en los medios de comunicación.

Y en el caso concreto de las amenazas a un diario independiente y serio como La Verdad por haber publicado el parecer de un ciudadano, perfectamente identificado, en cuanto a lo que creía se debía hacer con unos diputados que traicionaron al Zulia, han encontrado como excusa la calificación del delito de instigación para tener una buena coartada que pueda llevar a sancionar a este rotativo.

San Pablo sentenció una vez: "Sólo la verdad os hará libres". Es verdad que La Verdad duele. Y valga el momento para felicitar a quienes en cumplimiento del deber, día a día nos informan de la verdad. A todos los verdaderos periodistas y comunicadores sociales, nuestro reconocimiento y admiración.


Alfredo Osorio U. / Abogado



http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=15869

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela