El miedo a la radio



Te cuento Yajaira, que el Gobierno está cargado de miedo. El anuncio hecho por el ministro de los ojos azules en el sentido que se revocarán 240 habilitaciones de radio en todo el país, es una muestra patética de las piernas que tiemblan tras los rostros duros de los militares que nos desgobiernan. Y es que ese aparatico tan inofensivo que funciona hasta con una pila descargada, dice muchas verdades que duelen.

Pero hay crónicas que el Gobierno no quiere que sigamos escuchando: La grave crisis económica y devaluación del bolívar, los episodios de inseguridad, los niveles de corrupción y pillaje, las acciones que atentan contra los derechos civiles y políticos, y las derrotas del chavismo en Centroamérica, son hechos que, no deberían transmitirse ni saberse, a juicio del régimen.

Lo que más duele a los militares del Gobierno no es que gente como tú y yo escuchemos esas noticias. Lo que les parece insoportable y les saca de quicio es que la noticia se escuche en el carrito por puesto, en los edificios a medio construir, que las comenten las amas de casa, los empleados públicos, los obreros, las domésticas, los mecánicos, los desempleados, los vendedores ambulantes, y en general, "el pueblo mismo". Es esa clase que creyó en los pajaritos preñados y socialistas del siglo XXI, que está decepcionada y que (temor mayúsculo) votará en las elecciones parlamentarias de 2010.

Ese aparatico milagroso tiene la habilidad política de contagiar al que lo escucha: Nos convertimos querida amiga, en voceros críticos de la realidad. Y nos hacemos diariamente más rebeldes y opositores en cada conversación. Lo que más me gusta de la radio, Yajaira, es que después de tantos carajazos que llevamos de la realidad, hemos aprendido a interpretarla y queremos cambiarla, por injusta y humillante.

Podrán decomisar todos los radios del país, podrán prohibir la venta de baterías, podrán revocar todas las habilitaciones, pero la cruda realidad es que este gobierno se está desmoronando de miedo e ineficiencia. Las condiciones tan adversas que afectan a la población no las van a poder cambiar con la revocatoria de las concesiones porque está tan, pero tan arraigada, que ya no hace falta ni transmitirla.

No apagues tu aparatico, querida amiga. Esta radio, sin batería, con o sin concesiones, va a seguir funcionando!



Luis Homes Jiménez /Abogado


http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=16262

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS