¿Fidel es como Bolívar?



La grotesca comparación que el mayordomo de la robolución y "esclarecido" prócer de Sabaneta de Barinas se atrevió a realizar entre el Libertador de cinco naciones Simón Bolívar y el sanguinario, tirano y asesino dictador cubano, Fidel Castro, en un acto de graduación de maestría en Educación, tiene indignado a todo el pueblo venezolano.

El autor de la ofensa quiso hacer creer que se trató de un lapsus y no de una acción muy bien pensada y calculada, cuando al hacer referencia al abatido dictador y sátrapa cubano expresó: "Le comentaba a Bolívar... No, a Fidel. Bueno, Fidel es como Bolívar", para después rematar con esta perla "Fidel es como Bolívar, uno de los libertadores del siglo XX, uno de los padres de la revolución, padre de pueblos, padre de patria".

Hay que tener los riñones muy bien puestos o se tiene que estar verdaderamente desquiciado para cometer tan grande improperio y ofensa al padre de la patria, al compararlo con el hombre que durante 50 años ha pisoteado la dignidad del pueblo cubano y lo ha convertido en prisionero dentro de su propia tierra, sometiéndolo por la fuerza de los fusiles e impidiéndole el derecho natural de todo ser humano de ser libres y de expresar su pensamiento.

A Fidel sí se le pueden hacer comparaciones, pero no con Bolívar ni con cualquiera de los héroes que dieron sus vidas por la conquista de la independencia de la patria, sino con asesinos y marrulleros como el Idi Amín, de Uganda: el bandolero de Zimbabue, Mugabe; los dictadores y crueles asesinos Benito Mussolini y Adolfo Hitler, Saddam Hussein, Pol Pot, Stalin, Atila y Calígula, entre otros despiadados misántropos que ha malparido la tierra.

Lo de Chacumbele fue deliberado, porque no es un secreto esa especie de amor sádico o complejo de la personalidad que siente por el dictador cubano, al punto que lo ha calificado como su segundo padre, y se ha constituido en el mecenas que con los dineros del pueblo venezolano le dio un segundo aire a la criminal revolución que durante más de medio siglo le han metido en el alma al sufrido pueblo cubano.

Esta afrenta al Libertador se la tiene que cobrar el pueblo venezolano, a quien sin pudor de ningún tipo ha sido capaz de enlodar no sólo el nombre de Bolívar, sino también el sistema democrático que es una de las conquistas más sentidas de la nación.





Alfredo Osorio U.
Abogado



http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=16786

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela