La huelga de Ledezma



Antonio Ledezma encarna en sí mismo, las víctimas políticas del Gobierno y de sus acciones. Él solo, ya representa aproximadamente 800 mil votos con los que ganó la Alcaldía Mayor de Caracas en las elecciones de noviembre de 2008, hecho que representó la mayor derrota del chavismo en todo el país. Desde su triunfo bien merecido, Ledezma lo que ha hecho es "llevar palo" por las acciones del régimen destinadas a desconocer su elección y a torpedear su gestión de gobierno.

La toma vandálica de la sede de la Alcaldía por simpatizantes del oficialismo, el despojo de casi toda la infraestructura física perteneciente al Gobierno municipal, la creación de todo un régimen legal para instaurar un Distrito Metropolitano con una autoridad "telefónica" que respondiera a las instrucciones del Presidente, la negación de todos los recursos económicos que legalmente le corresponden y la persecución en caliente a su persona a todas las actividades que realiza, son algunas de las acciones emprendidas desde el Gobierno para anular a este líder capitalino.

Sin embargo, el hombre no se ha amilanado. Se expone a los medios, habla con los empresarios. Despacha casi desde la clandestinidad. Busca ayuda externa y por último y para llamar la atención de la comunidad nacional e internacional, emprende desde el viernes pasado una huelga de hambre desde el edificio que sirve de sede a la Organización de Estados Americanos. Creo que es su último recurso, porque sabemos que incluso, desde la oposición ya lo estaban dejando solo.

Ponerse en una huelga de hambre es algo insólito, pero en el caso que comentamos, es casi una imperiosa necesidad. Es esta una acción pacífica y civilizada para llamar la atención no sólo sobre la situación de la Alcaldía Mayor y de sus autoridades, sino sobre todo el contexto político venezolano que ha permitido que este despojo pueda consolidarse: La impunidad institucional de la que está investido un gobierno centralista, irrespetuoso de la voluntad popular y que quiere hacer con todos los que les da la gana. Sin contrapesos institucionales.

Ojalá los funerales de Michael Jackson y las acrobacias del chavismo en Honduras no nos distraigan de lo que está pasando todos los días en el país, y que Ledezma no vaya a quedar como un pendejo indigente frente a la OEA.


Luis Homes Jiménez /Abogado


http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=15803

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS