Venezuela entre la derecha y la izquierda



Marisol Fucci Bornachera /marfucci3@hotmail.com

Nunca dejará de causar asombro en los venezolanos y el mundo, todas las situaciones adversas que tenemos que vivir en vísperas de los comicios electorales; cuánto derroche en pancartas, propagandas y programas televisivos; tanto tiempo perdido en escuchar insultos entre los diferentes representantes políticos. Hasta cuándo pensamos que este país puede seguir aguantando que todos los esfuerzos de nuestros gobernantes vayan dirigidos a alcanzar una sola meta: la del poder; o es que ser de derecha o izquierda te impide centrar tu voluntad para lograr el bienestar y desarrollo global de Venezuela.

De nada sirve alinearse a la derecha o a la izquierda, cuando los problemas del país crecen cada día más y las soluciones parecieran cada vez más lejanas. Venezuela necesita hoy más que nunca de gobernantes capaces de liderar el país, que además de estar preocupados y ocupados en vender su imagen tengan presente que ya resulta absurdo pretender seguir llevando a cabo elecciones donde a los ciudadanos les toca siempre vivir la peor parte.

De tanto sacudir a Venezuela y a los venezolanos de derecha a izquierda se les ha olvidado lo más importante: centrar a la nación como un país firme y en búsqueda de un mayor progreso; centrar a los ciudadanos a través de ideas claras y concretas; a las instituciones de bienes y servicios en la satisfacción del usuario, a la educación como eje principal para el desarrollo del país; centrar los programas políticos para el bienestar, la recuperación y engrandecimiento de los valores, costumbres y tradiciones de los venezolanos.

Revolucionarios, oficialistas, oposición, escuálidos, de derecha o de izquierda, todos caemos en un mismo saco, queremos ser protagonistas, pero si realmente deseamos que la obra continúe debemos internalizar que cualquier rol que nos toque representar en este gran escenario que es Venezuela, debe ser personificado dando lo mejor de nosotros, porque poco vale ser protagonista cuando tu aporte no ha significado nada; y mucho representa cualquier papel secundario si se ha logrado alcanzar el más exitoso de los objetivos: un aporte por y para Venezuela.

Venezuela no necesita gente de izquierda o de derecha; necesita gente centrada en el país, en la familia, en los valores y el respecto por los demás, centrada en analizar y tomar la mejor de las decisiones encauzadas siempre hacia el bienestar y progreso de nuestra nación, sin detenerse mucho a pensar si esta decisión se originó de la derecha o de la izquierda.


http://www.laverdad.com/detallenew.asp?idcat=2&idnot=81053

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS