íííEstalló la cloaca!!!




Héctor Strédel

El juicio, de repercusión universal, que ahora se ventila en una corte de Miami a propósito de la célebre valija de los ocho cientos mil dólares decomisada en aeropuerto de Buenos Aires al venezola-nonorteamericano Guido Antonini Wilson, está saturando la atmósfera con la intolerable podredumbre de la corrupción del gobierno inepto y militarista del golpista-presidente.

La diligencia de una funcionaria aduanal destapó la olla. Un maletín con ochocientos mil dólares en billetes transportada desde Venezuela hasta Buenos Aires por uno de los miembros de comitiva oficial de alto nivel gubernamental binacional. No hubo explicación alguna, desde luego. El portador del maletín bien pronto abandonó el escenario, tomó las de villadiego y voló a Montevideo, primero, y a Miami, después, para ponerse a salvo. Pero el olfato periodístico no tardó en descubrir el origen y el destino de los dólares del célebre maletín, que sumados a otros transportados en terceros maletines en el mismo viaje, totalizaban cinco millones de dólares, aporte del golpista-presidente a la campaña electoral de la entonces candidata y hoy Presidenta de Argentina.

Cogido con las manos en la masa, el gobierno inepto, militarista y corrupto del golpista-presidente movió cielo y tierra para lavarse las manos. Envió emisarios a Miami con ofertas tentadoras para comprar a Antonini Wilson, de manera que no trascendiera públicamente el verdadero destino de los dólares del maletín, o de los maletines. Y ese movimiento subterráneo movió a la justicia norteamericana que, ni lerda ni perezosa, le metió cabeza al asunto, sobre la base de gestiones clandestinas de agentes de un gobierno extranjero, en este caso el venezolano.

Y allí comenzó a desenrollarse el ovillo de la corrupción promovida y ejecutada por el gobierno del golpista-presidente, en cuyas manos comienza y termina ese ovillo.

Fuente principal y generosa de la corrupción "revolucionaria" es, según se revela en el escandaloso juicio de Miami, la empresa estatal petrolera, P.D.V.S.A. De sus fondos emigran los miles de millardos de petrodólares con los que el golpista-presidente compra a los gobernantes de Argentina, de Bolivia, de Ecuador, de Nicaragua, así como el diario y multimillonario tributo en petróleo, en dinero y en toda clase de recursos, con el que el golpista-presidente prueba su humillación ante los pies de su comandante en jefe, Fidel Castro.

P.D.V.S.A. es, pues, la colosal fuente de la corrupción "revolucionaria". Desde las cajas ahítas de petrodólares de P.D.V.S.A. salen los dineros con los que se compran conciencias, adhesiones y loas y ditirambos para el golpista-presidente. Los emisarios enviados a Miami para silenciar a Antonini Wilson fueron pagados por las cajas de P.D.V.S.A., según el propio testimonio de los inculpados. El ministro de Energía y Minas y presidente de P.D.V.S.A., Rafael Ramírez, es reiteradamente citado por inculpados y testigos en el cé-lebre juicio de Miami que ha disparado a los cuatro vientos universales la intolerable podredumbre del gobierno "revolucionario" del golpista-presidente. Y, junto con el de Energía y Minas y presidente de P.D.V.S.A., también cobran puesto de primera fila en la nomenclatura de la corrupción otros ministros, jefes militares, funcionarios de inteligencia, embajadores, gobernadores regionales, todos ellos, desde luego, en acción y actuación decididas y "bendecidas" por el golpista-presidente.

¿No "güele" usted?

http://www.notitarde.com/opinion/hector_stredel/index.html

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS