¿Presunción de derrota lo lleva a recurrir al Padre? (I)


Desde el estado Carabobo donde, según las encuestas su protegido Mario Silva no logra ni conmover al más furibundo chavista, el presidente Hugo Chávez anunció hace unos días que en el 2009, luego de realizarse las elecciones de alcaldes y gobernadores, pondrá en práctica un nuevo programa, éste lo llamará PADRE, pues se trata del Programa de Aceleración del Desarrollo Regional, que se ejecutará “sólo en las regiones donde gane un gobernador militante del PSUV, su partido”.

Tras hacer el anuncio de este programa Padre, el Presidente de la República se desdobló en insultos a quienes políticamente le adversan, haciendo énfasis en el mandatario del estado donde se encontraba, Carabobo, a quien ordenó “pulverizarlo”. No dudó un instante en expresar su reproche y repudio a quienes, según lo gritó, “no están con la revolución”.

“Donde haya gobernadores y alcaldes contrarrevolucionarios no puedo enviar recursos ¿Para qué enviar recursos? ¿Para que los roben? ¿O para que los usen en la conspiración contra mi?, sería irresponsable si lo hiciera”.

Eso evidencia severas presiones a los electores que siguen idolatrándolo como el líder, pero que ya se han manifestado contrarias a sus decisiones de imposición y que se han cansado de esperar que se cumplan las promesas que desde 1998 viene haciendo el Primer Mandatario.

Prueba evidente está en los dirigentes de Podemos y en el mismo gobernador Luis Felipe Acosta Carlez, hoy día, personas agredidas verbalmente por el Presidente.

Amenaza entonces el Mandatario de todos los venezolanos con beneficiar sólo a las regiones donde triunfen los suyos. Francamente, el mismo Chávez está pisoteando la norma electoral que la Presidenta del Consejo Nacional Electoral, con mucho énfasis presentó al país en cadena, ¡y miren quién la viola!

Y es que el Presidente está obsesionado con un magnicidio, llegando al extremo de anunciarlo “con pruebas en la mano”, más de 30 veces, sin tener, en efecto, las cacareadas pruebas en la mano. Esta vez, desde Carabobo, dijo a los candidatos a gobernadores y alcaldes, contrarios al PSUV, que “quieren ganar las gobernaciones y alcaldías para lanzar el año que viene un golpe de Estado y magnicidio. Y eso nosotros no lo vamos a permitir”.

Suspendió el Aló Presidente dominical para recorrer el país levantándole la mano a sus candidatos en frontal y descarada campaña que lleva a los opositores a reflexionar que “las cosas no están bien para el chavismo”, como dijo Henry Ramos Allup, casualmente también desde Carabobo. ¿Será que ambos escogieron ese estado por estar ubicado en el centro del país? ¡Vaya usted a saber!

¿Qué ocurre con Chávez y el chavismo?
Primero que nada, todo presidente en el Gobierno se desgasta por la razón de que no se puede complacer a todo el mundo. Eso, dentro de períodos normales. Con Chávez estamos hablando de 10 años de mandato… con las mismas promesas y con malos ejemplos.

Desde 1998 los venezolanos estamos escuchando la palabra cambio y revolución, la cual no llega sino en períodos de elecciones, como paliativo, pero luego pasan al olvido los batallones de gentes que trasladan en buses, a quienes les dan una franela y una gorra roja, una bolsa de comida y un ñere ñere en el bolsillo que al día siguiente no alcanza ni para hacer un buen mercado en Mercal.

Golpista es golpista hasta que se muere
Chávez acusa de golpista a todo el que le cuestiona su manera de… ¿gobernar?, sin embargo olvida que su incursión en la política fue a través de un sangriento golpe de Estado en contra de un presidente legítimamente electo por el pueblo, Carlos Andrés Pérez, el 4 de febrero de 1992. También, el mismo Presidente ha dicho que él tenía por lo menos 15 años conspirando dentro de las Fuerzas Armadas de ese entonces, por eso el fantasma del golpe y la conspiración lo martirizan. Cazador cazado, reza el refrán.

Con esas leyes últimas, las del Presidente y las de la AN, el todopoderoso del país tiene nombre y apellido: Hugo Chávez Frías y, ¡ay quien se atreva a contradecirlo!, será un excremento, como ya tantas veces lo ha dicho.

Por eso aspira a ser el dueño de todo, no conforme con la tierra, ahora también quiere apoderarse del aire… hasta del que respiramos. Todo cuanto el Presidente considere de utilidad pública, adiós luz que te apagaste, suaz te lo quitan “y si quiere recurre al Tribunal Supremo de Justicia”, recomendaría el propio Chávez…. ¡Claro, allí él sabe que, Dios los salve, nadie dirá lo contrario!
“El Presidente con esta ley se abroga todos los poderes que ha pretendido tener un ciudadano en Venezuela con una ley como ésta”, diría Juan José Molina, diputado de Podemos a la AN

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS