Luis XV: ¡Después de mí… el Diluvio! En maracucho: ¡Soy la última gota de agua del desierto!


El autor de la frase que ilustra esta columna, era un narciso monarca absolutista llamado Luis XV, el último de los capeto, que cuando sintió que ya no podía doblegar a sus adversarios la utilizó como arenga para atemorizar a sus súbditos, ante el inminente triunfo de la Revolución Francesa.
Nuestro comandante en jefe Hugo Chávez emuló tal sentencia el pasado 28 preocupado por el descontento popular, en una de sus acostumbradas cadenas ante la crisis de apagones, inseguridad, inflación y demás males como el racionamiento de agua y hasta comida: «Si me matan caerá el Apocalipsis sobre el este de Caracas», en clara alusión a la enorme preocupación de la protesta estudiantil que azota el país y asume posición de vanguardia ante la ineficacia de los líderes de la oposición que se debaten su inclusión en burocracia parlamentaria.
Palabras más o menos, en esa alocución soltó esta perlita que al igual que el 11 de abril se montó en cadena, para ocultar los hechos al mundo de las bandas paramilitares y la Guardia Nacional echando gases del bueno para disolver la protesta frente a las puertas de la empresa eléctrica en Caracas.
Por igual, apaciguaba el enfrentamiento entre estudiantes y grupos armados pro oficialistas, que en Mérida hicieron frente e hirieron hasta a guardias nacionales.
Asimismo, amenazaba a gobernadores con quitarles sus policías si no arremetían contra los manifestantes. Olvida el Presidente que los gobernadores son tan legítimos como él, surgidos del poder del pueblo en libérrimas votaciones.

Mensaje subliminal
En esta nueva forma de metalenguaje, el Presidente claramente envía señales en forma subliminal, indicando que si la estabilidad del gobierno se viene abajo, sus fuerzas de ataque se dirigirán hacia el este capitalino, liderado entre otros, por la loca del proceso, Lina Ron, a quien ya vimos alentar las masas pese a las medidas judiciales en su contra.
El este se considera en la masa popular, el sitio donde habitan los más afortunados económicamente, sumados en su mayoría a la oposición, en claro mensaje dirigido a los pobres que claman venganza por no haber superado barreras sociales.
Pero, tal es la confusión que pareciesen olvidar que los nuevos boliburgueses, incluyendo su camarilla, no vive en Catia sino allí donde todos quieren estar como aquella frase de Malula… «Yo nací en el cerro, me crié en el cerro, pero cómo me gustaría vivir en el este». ¿Lo recuerda?
En clara ilusión al mundo, el regaño a los gobernadores, es para exhibirse como el hombre del poder, quien tiene el mango de la sartén agarrado, al mandar como cabos o subalternos a los que detentan el poder mediante el voto.

Estudiantes satanizados
Ahora resulta que los estudiantes que protestan son considerados «delincuentes y muchachitos de papá y mamá» porque no están de acuerdo con los lineamientos fanatizados del régimen de la V República. Son simplemente aleccionados y usados como carne de cañón, porque no están en la onda hipnótica del Comandante.
En cambio los tira piedras y encapuchados de la IV, hoy en puestos de poder como el propio vicepresidente Elías Jaua y el Ministro del Interior Tarek el Aissami, negando su propia condición cuando eran dirigentes del sector, son héroes por sus andanzas en aquella oportunidad y ahora consideran delincuentes a la actual juventud que tanto como en el 28 y 58 y años posteriores salieron a la calle a defender la libertad.
De paso, los órganos represivos de siempre: la Sagrada con Gómez, Seguridad Nacional con Pérez Jiménez, Digepol en la democracia y ahora en el rojo rojito como Disip acompañados de la Guardia Nacional y las policías de cada entidad amparados por sus jefes, agraden y maltratan a nuestro futuro.
Siempre en desigualdad, los estudiantes enfrentan balas, gases, peinillas contra los represores de siempre. La juventud utiliza piedras y palos para defenderse y cuando un efectivo sale herido entonces se arma la grande para defender a los abusadores de los derechos humanos, mientras los muchachos siempre quedan tendidos muertos en las calles alcanzando cifras insospechadas por esta realidad. Y como siempre ocurre, los muertos son llorados por sus familiares y muchos son enterrados con la bandera nacional, atrás queda el dolor y la impotencia; sucedió y seguirá sucediendo.
Estos movimientos nacen cuando existen vacíos como el actual, donde el ciudadano está inconsciente o atemorizado. Tanto en el 28 como el 58, cuando no existían partidos políticos, que sin embargo actuaban en la clandestinidad, los estudiantes al igual que los periodistas asumieron el liderazgo. Recuérdese la generación de aquel entonces de pajilla con Jóvito y Rómulo y la pluma de Leoncio Martínez como periodista y Fabricio Ojeda en la Junta Revolucionaria a la caída de Pérez Jiménez.
Se recuerda la expresión de Betancourt en la lucha contra la dictadura… «Y la verdad es que nosotros no podemos pensar, en estos momentos precisos, en organizar una acción violenta que venga de los cuarteles a la calle, porque la inmensa mayoría de los oficiales afectos a las ideas democráticas han sido dados de baja, o no tienen mando de tropas, o están en la cárcel o el destierro, o traicionados por el tirano. Si no es posible organizar una acción de este tipo (…) no nos queda como posible, sino la acción popular de masas, constante, valiente, perseverante. Esa acción debe ser conducida hacia una encrucijada en que ya no sea tolerable por el país la existencia de un régimen de usurpación, y la cólera popular se exprese en forma tan avasallante que ya no puedan detenerla las bayonetas».
En el proceso histórico de nuestra Independencia, el próximo 12 de febrero, el Día de la Juventud, recuerda la gesta heroica de José Félix Ribas, al enfrentarse al tirano Boves en La Victoria con los muchachos seminaristas estudiantes, razón de más para honrar la última barrera contra la tiranía…. los estudiantes, honor a quien honor merece, para redefinir el lema de un cuerpo humillado y desprestigiado, la Guardia Nacional, El Honor era su Divisa…

Amaneció de golpe
Otro aniversario del fallido golpe contra la Constitución del 61 se cumplió y como todos los años se conmemoró la fecha en donde los complotados causaron la muerte, según cifras aportadas por el Ministerio de Relaciones Interiores del gobierno de la época, de 50 muertos (17 de ellos soldados), más de 50 heridos, 1.089 militares detenidos y cuantiosas pérdidas materiales.
En el golpe estuvieron involucradas las guarniciones militares de los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y el desaparecido Distrito Federal, en una acción llamada «Operación Zamora». Por casualidad, son las mismas en manos de la oposición.
Las causas que esgrimieron en aquel momento son las mismas que hoy se presentan y tal vez por ello el temor de quienes ahora acusan a los compatriotas de golpistas: la gestión económica y política del presidente Pérez, el descontento de los sectores medios y bajos de las Fuerzas Armadas por los hechos de corrupción verificados en los altos mandos militares, la subordinación de las Fuerzas Armadas ante un liderazgo político que consideraban incapaz y corrupto, la utilización de las Fuerzas Armadas, en particular del Ejército y de la Guardia Nacional, en la represión del Caracazo. El cuestionamiento a la posición sostenida por el presidente Pérez en las negociaciones relativas a la delimitación limítrofe con Colombia. El deterioro de las condiciones socioeconómicas de la oficialidad media y baja y de las tropas. El empleo de las Fuerzas Armadas en labores como repartición de útiles escolares, becas alimentarias, campañas de vacunación y de arborización, etc.
Cualquier parecido con la realidad actual es mera coincidencia, de paso observen algunos de los decretos que los golpistas tenían para el país: Decreto Nº 1 Disolución del Congreso Nacional. Decreto Nº 2 Disolución de asambleas legislativas. Decreto Nº 3 Consejo de Estado. Decreto Nº 4 Consejos Regionales de Gobierno. Decreto Nº 5 Disolución de cámaras edilicias. Decreto Nº 6 Disolución de la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de la Judicatura. Decreto Nº 7 Comité de Salud Pública. Decreto Nº 8 Constitución del Consejo de Estado. Decreto Nº 9 Congelación de precios. Decreto Nº 10 Prohibición provisional de la libre transferencia de capitales. Decreto Nº 11 Reorganización de cuerpos policiales. Decreto Nº 12 Disolución del Consejo Supremo Electoral.
Algo parecido a lo que hiciera Carmona el 11 de abril, que de coincidencias, tanto nadar pa' morir en la orilla, todos son iguales.

Dedos picantes:
En la represión por parte de la polirregional a las instalaciones y estudiantes de la Urbe, se señalan ciertas cosillas: Primero, que la poli actuó mandada por Víctor Ruz y y compinches, para evitar que su liderazgo se disolviese. Que actuaron mandados por Pablo, para evitar ser sancionado por el jefe. Que Odalis Caldera se conmovió de sus hombres porque no tenían casco y recibían piedras. Haga usted el juicio.

Trampas cazabobos. Al igual que en años anteriores al proceso electoral, el Presidente se reúne con los vivos empresarios y ofrece dinero a granel. Asimismo pasó en el Maruma con los comerciantes zulianos que hicieron su agosto y vendieron su alma al Diablo, hoy los llama a MIRAFLORES Y OFRECE VILLAS Y CASTILLOS. Es tanto el desespero que él mismo se llama a referéndum para evitar elecciones parlamentarias.

En la lucha por la unidad opositora los involucrados pierden la brújula y son esperados en la bajadita por el CNE, que está dejando con el cuento de los circuitos, que los electores de la oposición ampliamente detectados por las listas del organismo oficial se desplacen de un lado a otro y luego les eliminen su voto.

Los daños colaterales por falta de servicio eléctrico, contaminación sónica y ambiental, comienzan a evidenciarse. En el sector Tierra Negra, el Bingo Aventura colocó tremenda planta que paga cinco millones diarios, pero que provoca un ruido espantoso que no deja dormir a los residentes cercanos. Los vecinos organizados se acaban de dirigir a la Intendencia; por igual hay otros sitios con el mismo problema, esto sin señalar la contaminación ambiental que producen los gases del combustible a la atmósfera. ¿Qué hará Minambiente?

Funcionarios de la Aduana Principal de Maracaibo están instalados en el aeropuerto e intensifican sus operaciones con el fin de evitar la evasión de impuestos, hay algunos rojos-rojitos molestos, pero caiga quien caiga, la ley es ley buena por esa aduana.

ORIGINAL AQUI

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela