Gobierno maula


Según el diccionario de la Real Academia, la palabra maula, que suele usarse mucho en la Argentina, significa cosa inútil y despreciable, engaño, artificio encubierto, persona tramposa y mala paga, persona perezosa, irresponsable y no cumplidora de sus obligaciones. Lo que más se adecúa al gobierno en este país, al cumplir 11 años de fraude y despropósitos, es la de maula.

Maula es el gobierno que engañó al elector haciéndole una propuesta que para nada se parece a lo que después impuso. En 1999 la propuesta no fue la de hacer una revolución, si no resolver los infinitos problemas del país. El gobierno maula nunca ofertó al comunismo como sistema para la solución de los problemas; tampoco habló del decano de los dictadores en el hemisferio -Fidel Castro-, ni mucho menos de homologar el castro-comunismo en Venezuela. De haberlo hecho nadie hubiera votado por su proyecto electoral, habida cuenta que las encuestas convergían y siguen convergiendo en un rechazo entre el 90 al 92% a la figura de Fidel y de su gobierno dictatorial.

El gobierno maula a los 11 años de estar en el poder dividió al país en dos toletes, en dos Venezuelas disímiles. El gobierno maula engañó al elector con eso de la lucha anti-imperialista, despotricando a la llamada Cuarta República porque recibía asesoría militar de Norteamérica y rasgándose las vestiduras frente a la presencia de un puñado de militares del país del norte en Fuerte Tiuna -instructores-, para luego meter en el país a miles de cubanos que manejan y tienen que ver con la seguridad nacional, lo cual constituye la mayor violación a la soberanía nacional. El gobierno maula engañó a todos con la Constitución del 99 que calificó de perfecta, para luego venir a violentar todos sus artículos y gobernar anticonstitucionalmente y sin legitimidad alguna, como todo un buen dictador.

Maula es la persona que se tiene que valer del engaño, el disimulo y la trampa para alcanzar sus propósitos. Hace menos de dos años el caudillo fue explícito al señalar puntualmente que él nunca sería marxista, que el marxismo está desfasado, que lo suyo es el socialismo, para terminar declarándose la pasada semana como marxista. ¿Cree que la gente es idiota o los venezolanos realmente lo somos? Eso es también ser maula. Así pues, tenemos un gobierno maula y un pueblo dócil, sumiso, egoísta y ¿acaso también cobardón? Reflexionemos en ello.


Kaled Yorde /Abogado /kaledyorde@hotmail.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS