Valentía y miedo



Mucho se ha dicho y escrito sobre la valentía y el miedo. A la valentía se le considera como una virtud cuando es racionalmente ejercitada, mientras que al miedo -de sobremanera la cobardía-, como un defecto, una nota discordante.

El miedo es una condición humana natural, pero hay mucha distancia entre ese sentimiento y la cobardía.

En otro orden de ideas, se da una relación cercana entre miedo e instinto de conservación, que también es otra expresión natural de la condición humana.
Como quiera que el miedo y la valentía se perciben abrumadoramente en el diario quehacer humano cualquiera que sean las condiciones, categorías, profesiones y razas involucradas, la entrega de hoy versará acerca de ese tema.

Es el filósofo espiritualista Osho quien mejor ha definido la condición miedo-valentía en su maravillosa obra El libro de la vida y la muerte (2001, Osho Internacional Foundation, www.osho.com).

Lo explica así: “Quienes penetran en un gran silencio y soledad me preguntan: ¿Qué puedo hacer cuando surja el miedo? Yo les digo que no hagan nada, que vivan su miedo.

Si aparecen los temblores, tiembla. ¿Para qué tratar de evitarlo? Si existe un miedo interno y te hace temblar, entonces tiembla”.

“Cuando surja el miedo tendrás que pasar por él; sólo entonces podrás ser audaz. No digo que serás valiente, no. Digo que serás audaz. La valentía forma también parte del miedo. Por muy valiente que seas, el miedo estará siempre oculto por detrás. Digo audaz, carente de miedo. No serás valiente; cuando no existe el miedo no es necesariamente ser valiente. Valentía y miedo se vuelven irrelevantes. Son las dos caras de la misma moneda. Por ello, todos los valientes son lo mismo que tú, pero de revés.

Tu valentía está oculta en tu interior y tu miedo en la superficie; en los valientes su valentía aparece en la superficie. Por ello, cuando estás solo te sientes muy valiente. Cuando piensas en algo eres muy valiente, pero frente a la situación real te vuelves miedoso.”

“El miedo aparecerá durante ese proceso, pero es un miedo básico necesario e inevitable… Hay que pasar por él. Debes comprenderlo, pero no evitarlo; no trates de escapar de él, porque cada intento de evadirte te devolverá de nuevo al mismo sitio: Regresarás a la personalidad, al ego.”




http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=14377

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela