Los monstruos de la política (parte II)



En la anterior entrega comentábamos acerca de cómo la gente por acción o por omisión, fabricaban sus propios monstruos políticos que se presentaban como corderitos para terminar convirtiéndose en dictadores que provocan sufrimientos y vergüenza a sus pueblos.


Este domingo continuaremos con el tema, trayendo a colación un extracto del comentario que hiciera Richard von Weizächer, funcionario de la Cancillería alemana, en ocasión al XL aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial:


Dice el referido funcionario: "Es probable que no exista un país en la historia que esté libre de la responsabilidad de la guerra o la violencia. Sin embargo, el genocidio de los judíos no tiene paralelos en la historia. La comisión de este crimen estuvo en las manos de poca gente, pero estuvo también oculto a los ojos del público. Sin embargo, todos los alemanes experimentaron lo que sus compatriotas judíos tuvieron que sufrir, desde una simple apatía e intolerancia disfrazada, hasta el odio más evidente".


"Hubo muchas maneras de no abrumar la conciencia de rehuir la responsabilidad, volteando la mirada, manteniendo la boca cerrada... Hoy todos los que directamente vivimos esa era, debemos plantearnos serenamente sobre grado de involucramiento en ese momento".


"Todos nosotros, seamos culpables o no, sean viejos o jóvenes, debemos aceptar el pasado. No se trata de olvidar el pasado o reconciliarse con él. Eso no es posible; no se puede modificar. Sin embargo, quien cierra sus ojos al pasado, está ciego frente al presente. Quien se niegue a recordar actos inhumanos, es vulnerable a nuevos riesgos de infección".


Hasta aquí el comentario de von Weizäcker. Quien esto escribe agregaría lo siguiente: Cuando de Venezuela sólo queden ruinas y dolor moral por no haber tenido ojos para ver y oídos para escuchar, ¿Qué le vamos a decir a los compatriotas del mañana? ¿Y qué a nuestros hijos y nietos? ¿Les diremos que no sabíamos que este gobierno "progresista y bolivariano", era una impostura? ¿Acaso no fue suficiente el sufrimiento humano, la ruina y destrucción que provocaron Hitler, Mao, Pol Pot, Mussolini y ahora Fidel, entre otros monstruos políticos de la humanidad?
Definitivamente, nadie aprende por cabeza ajena.




http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=14000

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela