De los delincuentes a Chávez






Querido comandante:

Aprovechamos esta oportunidad para agradecerte públicamente el habernos complacido con el nombramiento de la pana Iris como MPP para el Régimen Penitenciario, y de lo cual estamos satisfechos y felices, como lo demuestra la foto que subimos en las redes sociales.

Tú sabes, Chávez, que nuestra alianza es vital en la consolidación del socialismo, como lo dijo nuestro padre Fidel. Por una parte, nosotros cumplimos con el cometido estratégico de seguir afinando políticas eficaces para el robo, sicariato, secuestro; en fin, para cometer todos esos delitos para los cuales la patria y tu régimen nos han formado en estos 13 años de revolución. Y por la otra, tú y los camaradas que te acompañan, de acuerdo con lo tramado, hacen lo que les corresponde de perseguir y acosar a los empresarios y productores agropecuarios con el “robo” de sus propiedades y con multas hasta dejarlos en la carraplana.






Esta conjunción de esfuerzos está rindiendo sus frutos y no podemos descansar hasta haber alcanzado las metas propuestas. Fíjate, comandante, que millones de escuálidos, imperialistas, pitiyanquis, oligarcas, fascistas y terroristas ya no viven aquí y otros se preparan, por pavor a nosotros, a dejar el pelero también. Que se vayan, que huyan de la delincuencia organizada y no regresen más nunca, para que así nosotros podamos construir el socialismo.

Tenemos que seguir haciendo esfuerzos en prepararnos para ser “buenos delincuentes”, claro está, cada quien en su ramo. Las estadísticas, enhorabuena, nos señalan que vamos por buen camino; funciona a cabalidad la Misión Libertad, ya que la pana Iris, fiscales y jueces cumplen con su deber; he allí, querido Chávez, donde radica el éxito de nuestro pacto; de 10 delitos cometidos, ocho son realizados por patriotas reincidentes, con experiencia demostrada, para que no les quede duda a los realistas opositores. Esperamos que la promesa realizada se haga realidad, no solo en darnos un sueldo a los que inmerecidamente aún estamos presos, sino darnos la jubilación a todos los que estamos construyendo este socialismo.

Comandante, no es hora de desmayar, sigamos con nuestro rumbo, que no es otro que el amor a nuestro pueblo.









Marlon S. Jiménez García / 
Profesor Universitario



x

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS