4-F: Día de la vergüenza nacional


El 4 de febrero de 1992, un grupo de militares fascistas y facinerosos intentaron realizar un golpe de Estado en nuestro país con fin de derrocar al Presidente Constitucional, Carlos Andrés Pérez, electo libre y soberanamente por el pueblo venezolano. La intentona golpista no pasó de ser un acto vil y cobarde que generó que la sangre de soldados y civiles blasfemara las calles de Venezuela. 

Su incapacidad militar y desconocimiento táctico y de la ecuanimidad del pueblo y de su ejército impoluto y democrático, impidió que los golpistas avanzaran y tuvieron que rendirse cobardemente cuando, siendo la voz cantante de esa fracasada intentona golpista, el actual mandatario nacional, el comandante Hugo Chávez Frías, se entregó en el Museo Militar, ubicado en La Planicie, urbanización 23 de enero de Caracas. Acompañaron al comandante Chávez, en la fracasada intentona golpista, los tenientes coroneles del ejército: Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, entre otros 

La movilización militar se inició la noche del 3 de febrero, cuando el presidente Pérez regresaba del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, sin embargo, en un acto de valentía y de hombría, el entonces jefe de Estado al tener conocimiento de lo que sucedía, se dirige al Palacio de Miraflores y asume su rol de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Nacionales, se posesiona del mando y procede a enfrentar a los militares fascistas y facinerosos, logrando derrotarlos con una apabullante victoria haciendo quedar en ridículo a esos aventureros, que con las armas del pueblo trataron de derrocar a un gobierno democrático. 

Hablamos de un hecho sangriento que jamás debemos olvidar, a pesar de que el actual régimen que preside el golpista fracasado y hoy Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, trate de cambiar la historia de nuestra patria y valiéndose de una mayoría pírrica en la Asamblea Nacional quiera convertir un día del fracaso, como lo fue el 4 de febrero, en una Fiesta Nacional.

Nos preguntamos: ¿Un intento de golpe es un delito? ¿Si celebra no es apología del delito?
El pueblo jamás debe olvidar que ese funesto día llenó de duelo y dolor a muchas madres venezolanas y muchos otras quedaron sin esposos, padres e hijos por las apetencias de unos uniformados que se convirtieron en reos de la justicia venezolana. Ese día quedará en la historia de nuestra patria como la deshonrar de unos militares que con armas de nuestra nación masacraron a inocentes civiles y llevaron a la muerte a unos soldados que ni siquiera sabían a dónde iban y porqué morían.

Debemos tener fe y tranquilidad, “no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista”, y ya a Chávez y a todos los que forman gobierno con él les llego la hora y el día de perder la Presidencia de la República y no con balas asesinas, como las usadas el 4 de febrero, si no con votos limpios y llenos de amor que el pueblo depositará en las urnas el 7 de octubre, pero debemos recordar que tenemos una cita con nuestra conciencia y elegir al que derrotará a Chávez el próximo 12 de febrero, así que todos a votar.


Salomón Benshimol R. 
sbenshimol@yahoo.com



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS