Los ignorantes


El Gobierno se presenta mediante una supremacía intelectual y moral. Yo quiero atreverme a decir, que tales supremacías no existen. Trabajo en esta entrega la supuesta superioridad intelectual de estos revolucionarios. Y les digo desde ahora, que es todo lo contrario.

Como siempre recurro a la sabia autoridad de mis abuelos. Ellos solían decirme algo así como "suerte te dé Dios, que el saber nada te vale" y los resultados que ha dejado esta década parecen darle la razón a mis dos viejos.

Y de verdad, os digo (me gusta eso porque suena como bíblico) no es por prejuicios de opositor, pero hasta ahora nos ha gobernado una gente que ha hecho gala de por lo menos tres cosas; primero, ignorancia supina: la gente que nos gobierna no quiere aprender lo que puede saberse y debe saberse sobre el arte del buen gobierno, bien sea, por negligencia, flojera o indolencia, es el caso, por ejemplo, de Jorge Rodríguez en el municipio Libertador; de Omar Prieto, en San Francisco; y de algunos ministros que han sido eficientes sólo en hacer pasar esta ignorancia por compromiso ideológico. Estos son los que gritan, por ejemplo, "construiremos una Caracas socialista (o San Francisco socialista) del siglo XXI". Al final nada han construido y hemos empezado a preguntarnos si todavía existe una ciudad llamada Caracas o si en San Francisco la gente vive en la paz, que no sea la del sepulcro.

En segundo lugar, ignorancia a secas: los más altos dirigentes del proceso creen saber a ciencia cierta y sin posibilidad de equivocarse el ejercicio de gobierno, y tergiversan realidades, un ejemplo de éstos son los ministros Merentes, Giordani y el mismísimo Presidente, ellos también gritan consignas que carecen de nación porque lo hacen con un dejo cubano, que para que les cuento

Y en tercer lugar, más ignorancia: se pretende implantar un modelo donde el poder se ejerce por una élite que no piensa, que se caracteriza por la violencia cuando se siente amenazada por las ideas de otros asumidos como enemigos. Aquí se encuentran, de nuevo el Presidente, algunos parlamentarios y las señoras representantes del Poder Moral republicano, quienes gritando consignas, prometen lo que nunca cumplirán y conjugan los verbos en futuro. Todos ellos tienen en común no su condición de revolucionarios, sino que son ignorantes porque así lo han elegido.

enderarenas@hotmail.com  


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS