Las Verdades de Miguel Salazar del 10-12-2010


A propósito de la modificación de la cota actual del Waraira Repano con miras a construir viviendas. Hace tres días, para subir a Caracas, un derrumbe en la autopista me forzó a tomar la vieja carretera, esa que para llegar a la capital serpentea más de 30 kilómetros del parque nacional entre ranchos, maleza y aguas negras. Les confieso que el espectáculo es desolador; son incontables las edificaciones que han sucumbido ante los deslaves y las demoliciones obligadas. La tristeza en este sector es infinita. Nos abrimos paso en una vía escondida entre matorrales, donde apenas se distingue la raya blanca que en un pasado reciente indicaba no adelantar vehículos. Les confieso, lo admito, acá en este panorama la opción de un cambio revolucionario se quebró en mil pedazos. Hace apenas un par de años, tras el colapso del viaducto uno, con bombos y platillos se anunció una nueva autopista e inclusive una prolongación del metro hacia Vargas, igual se planteó la recuperación de la carretera que entre uno que otro de los brocales sobrevivientes, guarda el lamento de los presos de la gendarmería andina de los años 20. Puras promesas al más burdo estilo de los demagogos de siempre. Ahora mismo, importantes tramos de la autopista están a punto de ceder presagiando tragedias. Es la pura verdad, quien quiera cerciorarse sólo tiene que mirar desde la antigua carretera para que se percate de cómo, cada día, está más cerca el colapso de la que fue considerada una obra suprema de la ingeniería latinoamericana. La indolencia es total y se sigue trabajando para las emergencias con las suspicacias que rodean ese tipo de opciones. Hoy todo semeja una truculencia. Los ranchos eternos desarrapados como nunca a lo largo de las vías que unen a Caracas con el primer puerto del país, desaparecen en tiempos de deslaves para regresar desafiantes en el farallón que sea. Pintados como mamarrachos por la mal llamada Misión Tricolor, ahora crujiendo a pesar del despliegue de liderazgos mágicos, van cayendo cerro abajo con su cuota de dolor y muerte. No queda otra explicación sino aquella que nos hace pensar que el socialismo siglo XXI es tan sólo una ramificación de la IV República, que envejece con una rapidez asombrosa. No hay modernidad posible, las facciones de la revolución se empeñan no sólo en conducirnos al pasado sino a enquistarnos en él. Para colmo de males, acá por estos parajes del desamparo, los tan pregonados refugios que aguardan por los damnificados tienen el dejo de campos de concentración, donde el socialismo cae triturado sin compasión alguna. Así pasamos a la propuesta de una nueva cota en el parque nacional. Esta constituye un enrevesado concepto de urbanismo, una herejía a los postulados de la ecología. Destruir y destruir como si no fuera suficiente con este terremoto a plazos que son las rancherías que han horadado sin piedad el pulmón caraqueño. Insistan en construir trepando las laderas de la montaña y los resultados adversos los tendremos en el corto plazo. Que no se empeñen en vender esto como una pócima revolucionaria al problema de la vivienda. La política de consolidación de barrios es criminal y por ende contrarrevolucionaria. Por lo demás, ya era tiempo suficiente para que las rancherías fueran piezas de museos y el verdor regresara a nuestros cerros.

OPCIONES. Isaías Rodríguez no está caído como presumen sus detractores. Julián Isaías es el gallo tapao de Chávez para otras misiones más o tan importantes como un puesto en el TSJ. Ahora mismo, para el ex fiscal se abre un abanico de opciones que va desde la vicepresidencia de la República, pasando por la Cancillería y la Procuraduría General, hasta llegar a una próxima instancia que estará por encima del TSJ, la cual está en proceso de constitución.

PRESIONES. El Departamento de Estado proyecta revocar la matrícula de los hijos de militares venezolanos que estudian en ese país. La medida comprende un menú con miras a lograr “ablandar” a oficiales de la FANB que se han resistido a escuchar sus recomendaciones. Washington aspira, en el corto plazo, a darle una vuelta a la tortilla en nuestro mundo castrense; para ello cuentan con mecanismos de presión que abarcarían además de la revocatoria de visas estudiantiles, la congelación de las cuentas bancarias que oficiales de alta graduación de la FANB mantienen en el norte. Pugnan por un pronunciamiento militar en Venezuela, similar al que derrocó a Zelaya en Honduras.

DEVALUACIÓN. La inflación es incontrolable y una devaluación mermaría aún más el poder adquisitivo de las mayorías. Por lo tanto, ahora en el alto Gobierno se impone la tesis de postergar esa medida hasta dónde se pueda.

ANTOLÍN. ¿Viveza criolla, o algo más? Apoyada en el Ministerio del Ambiente, la Alcaldía del municipio Antolín (Nueva Esparta) estudia declarar no aptas las extensas playas bajo esa jurisdicción. Uno supone que esas playas se encuentran en un estado deplorable tras las intensas lluvias que azotaron a la isla durante la semana pasada; pero no es así, cuando uno va por esos lados constata que las playas están en condiciones de recibir a los turistas que por estos días del año se desplazan hacia Margarita. ¿Razones de la alcaldesa? Quiere recursos para “todo” menos para las playas. Entretanto, su decisión deja a la isla sin el turismo que necesita, más ahora.

MINA. El holding ACS (Actividades de Construcción y Servicios) está presidido por Florentino Pérez Rodríguez, quien a su vez es presidente del Real Madrid. Este consorcio es dueño de Semisa (Sociedad Española de Montajes Industriales) y de muchas otras empresas, entre las que se encuentran Dragados, Dicvensa Publimedia, PR PISA y Urbaser (unas con filiales en Caracas, Barquisimeto y Bolívar). El holding es también accionista importante de Iberdrola Ingeniería y Construcción. Esta última como contratista de Cadafe y Edelca obtuvo una adjudicación directa para redes de transmisión en Guárico, Falcón y Anzoátegui. Otro contrato (uno de los más grandes del sector eléctrico en el nivel continental) para la construcción de una planta de generación de ciclo combinado de un mil megavatios. La contratación de la planta, bautizada como Termosucre, ha sido cuestionada porque cuando se comparan los costos de plantas se evidencian claros sobreprecios. Los negocios no tienen color político; este axioma es tomado al pie de la letra por Florentino Pérez Rodríguez, quien obvia su antipatía hacia Chávez y se regodea a sus anchas explotando esta “mina” suramericana. A Dios rogando y con el mazo dando, Pérez Rodríguez en España alimenta la campaña contra Chávez y en Venezuela participa en los procesos de adquisición de bienes y servicios para el sector oficial. Esto último lo hace mediante el concurso de empresas bajo su control, incluso violando la ética y las leyes venezolanas, varias de ellas han llegado a competir en un mismo concurso licitatorio.

INVERSIONES. ¿Qué razones mueven al actual presidente del BIV para viajar continuamente a Nueva York? ¿Dolce vita? ¿Cierto o falso que la gerencia de inversiones de esa institución bancaria hace las colocaciones en bancos de tercera categoría? ¿Cierto o falso que el presidente del BIV no recibe la cuenta de los colocadores, quienes sí la rinden ante tendencias políticas del PSUV? ¿Quién maneja la banca crediticia del BIV cuando su presidente prácticamente tiene Manhattan como residencia?

SIMONCITOS. Por una cabeza de un noble potrillo. Al triple coronado campeón del Caribe le atribuyen varios dueños, entre otros se ha mencionado a Pedro Carreño, Arné Chacón y hasta un consorcio, cuestión que no parece cierta cuando se revela que su único propietario es un contratista allegado al ministro Navarro. ¿Cierto o falso que se trata de William Agelvis? ¿Cierto o falso que tan pronto le otorgaron 15 mil millones de bolívares por el contrato de pintura de los Simoncitos, Agelvis adquiere al famoso caballo? ¿Cierto o falso que ese contrato de pintura le dejó en ganancia a su ejecutante la bicoca de 50% del monto total adjudicado? ¿Cierto o falso que por Water Jet le ofrecieron 500 mil dólares y Agelvis se negó a venderlo argumentando que no tenía interés ni en el dinero ni en salir del caballo? Por la recta de enfrente viene Water Jet, el equino del momento. El personaje: fue director de Finanzas de la Gobernación de Mérida, de allá lo despidieron (gestión de Florencio Porras) por presunto cobro de comisiones a constructoras y a los contratistas del trolebús. Después, moviendo teclas llegó al Ministerio de Ciencia y Tecnología, de allí fue despedido y se desconocen las razones. Se le ve siempre acompañado de una escolta fuertemente armada y apoya a personalidades en materia de seguridad. Es amante de las motos de alta cilindrada y de las fiestas fastuosas. Tiene oficinas en Brickell (Miami) con su asociado al antiguo concesionario de un cafetín en la ULA. Actualmente es socio en el CC Milenium y el Centro Empresarial en Mérida. Posee empresas importadoras y aduanales que florecieron comprando para el Estado, estando en el Seniat José Vielma Mora. En alianza con un gerente corporativo de Pdvsa importó grandes cantidades de alimentos para Pdval (en mal estado). Hoy, está asociado a la construcción de centros comerciales en Caracas, Puerto Ordaz, Valencia, República Dominicana, Estambul y Miami. Se estima como un protegido de un alto funcionario del MIJ. Tropezando con la misma piedra. 

Cortesìa de las Verdades de Miguel 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela