Tesis de la perrarina es no apta para cardiacos




Ya lo había escuchado una vez, porque antes de entrevistarme a mí, entrevistaron a un diputado de la AN que dijo lo mismito. La tesis de la perrarina lo que dice es que antes de la revolución los pobres tomaban agua de arroz y comían perrarina. Es asombroso cómo estas cosas las dicen sin pensar y, por supuesto, sin saber. En principio parte de un supuesto errado: ya la gente se alimenta bien. Eso es un pelón bestial. Estamos preparando un informe en el cual medimos el impacto de los programas de subsidios nacionales en materia de alimentación en Zulia, y la conclusión se las podemos adelantar: la comida no llega o llega poco, para los más pobres acceder a un pollito de la soberanía alimentaria es casi igual que ganarse la lotería. Es decir, si pasa, pasa a veces.

Los venezolanos no se alimentan bien o mal por los programas nacionales, se alimentan bien o mal en función de un ingreso familiar, el cual se ha visto profundamente reducido, dada la inflación campante que nos agobia. El ministro que atiende los asuntos de nuestra soberanía alimentaria también afirma que la comida que le llega al pueblo es de alta calidad. Resulta que la gente cuando se le pregunta por qué compra en Mercal, por ejemplo, lo último a lo que hace referencia es a la calidad. Quienes compran allí dicen hacerlo por los precios y el ahorro que ganan, pero nunca por calidad. Por otro lado, el ministro no habla de la comida que no le llega a la gente, aquella que se pudre y que ha inundado botaderos de basura, camiones y depósitos, y que todavía los venezolanos no sabemos muy bien quiénes son los responsables de tantas toneladas de comida podrida.

Lo mejor de todo es que siguen insistiendo en que los pobres pre Chávez comían perrarina. Ningún ministro ni diputado puede haber visto hogares pobres comiendo comida de perro, porque sencillamente esa comida es muy cara. Sólo la comen los perros privilegiados, pues los perros callejeros y que viven en hogares pobres comen restos de comida. ¿Será que el Gobierno cree que los pobres son locos y en lugar de comprar carne molida de tercera van a comprar un paquete que siempre ha costado más? Insólito. Es la muestra del poco conocimiento y experiencia que tiene el Gobierno en relación a los hábitos de consumo y a la vida que llevan los pobres venezolanos, que son la mitad, y los pobres más pobres que son casi un cuarto.


Natalia B. Sánchez A./ Socióloga/ nataliasanchez@hotmail.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela