Los “Ni-Ni”




Los estudios de opinión señalan un crecimiento de ese sector de venezolanos que no se sienten convencidos ni por la propuesta roja -que a cada rato encadena al país con la atiborrada imagen y la voz cuentacuentos del comandante- ni por la promesa de esa coalición de partidos y políticos concertados en la llamada Mesa de Unidad Democrática, que no termina de convencer a la gran mayoría nacional por empatarse en el idilio de construir la nación que todos queremos.

Ese país de bienestar, libertad, justicia y equidad, sustentado sobre la reconciliación y el diálogo entre todos los factores que aspiran a ese creciente sector de los no alineados, es el mismo que anhelamos el resto de los venezolanos afectos al bloque opositor o al oficialismo. La reconciliación sólo es posible si equilibramos el poder, y de éste la construcción de la patria buena.

Quizás los llamados "Ni-Ni" confirmen su sospecha y el bloque opositor resulte un fiasco más, o quizás no, y más bien signifique el camino para la recuperación de la alegría. Lo que sí está bastante claro es que con la permanencia del actual estatus político lo que nos depara son “sombras nada más”, como canta el viejo bolero. El riesgo por apostar por quien aún no te convence es posibilidad de futuro; la indiferencia con la que de lejos en tu quietud observas la batalla electoral, es certeza de entregarnos a la desesperanza.

Aquí no cabe la máxima que reza que “es mejor malo conocido que bueno por conocer”, la continuidad del régimen jugando en solitario con todos los poderes, es el camino expedito para la profundización y extensión de la miseria y la infelicidad. De ustedes depende.


Johel Salas /Trabajador social / johelsalasunt@yahoo.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS