Deshojando la Margarita



Eugenio Montoro

Tan noticiosos han sido estos días que ha sido difícil seleccionar el tema. La primera tentación fue abordar el mensaje de Chávez a la Asamblea Nacional, pues llegó tres horas tarde y creyó que estaba en cualquiera de sus latosos Aló Presidente. En casi ocho horas describió el Edén en que la revolución ha convertido a Venezuela. Tal vez debería salir con su peluca para que lo asaltaran. También nos atraía el tema de la histérica y brutísima decisión de romper relaciones con Israel y, además, teníamos la lógica tentación de comentar la pregunta del referéndum, pero un buen humorista nos dejó sin argumentos al indicar que la pregunta había puesto de acuerdo en algo a todo el País ya que nadie la entendía.

La amenaza a los estudiantes de “echarles gas del bueno” y meterlos presos era un divertidísimo tema pues casi todos los integrantes de este gobiernucho poseen el record mundial del tirapiedrismo-quemacauchismo. Pero algo quiso que se dedicara este artículo a aquellos que están deshojando la margarita y no saben, aún, si votarán Si o votarán por el NO.

La cosa no es fácil porque la oposición dice que el referéndum es inconstitucional y, por su parte, la fauna roja dice que todo está escrito y clarito en la Constitución. La oposición dice que eso ya fue consultado y se dijo que NO, pero los del Gobierno dicen que ahora se trata de otra cosa, que es una enmienda y, aunque se pregunte lo mismo, es como otra forma de preguntar.

Para lograr un acercamiento a la solución de este dilema usaremos la sabiduría popular. Por ejemplo, cuando un tipo casado de 45 años, “se levanta” una pava de 20 aparecen sus amigos a aconsejarle. Hermano deja a esa carajita. No te das cuenta que podría ser tu hija. Respuesta usual: Pero no lo es. Ocurre otra cosa cuando la misma escena es al contrario. Si el mismo tipo tiene una hija buena moza de 20 años y viene un desgraciado, maldito, mal nacido, viejo verde, casado de 45 años a enamorarla se le opone de inmediato y encierra a la hija en su cuarto.

Aquí está la clave para saber como votar. Supongamos, por un momento, que Chávez hubiese ganado el largísimo referéndum del pasado 2D y se hubiese aprobado su reelección continua. Supongamos también, ahora, que un grupo de ciudadanos recoge firmas y solicita un referéndum para eliminar esa reelección continua. O sea lo mismo que hoy está haciendo el Gobierno pero al revés. No es difícil adivinar lo que dirían:” Eso ya fue tratado y no se puede repetir en el mismo período”. “No es constitucional”. “Las firmas deben ser en papel membrete” y muchos otros etcéteras para impedir la iniciativa.

La misma idéntica situación. Si favorece al Gobierno a correr los gobierneros para aprobarla. Si les perjudica, a poner obstáculos a la propuesta. No importa que, en su esencia, sea la misma cosa. Se repite el cuento del padre de moral bicéfala para el que acostarse con una veinte añera es el cielo pero que su hija lo haga con otro parecido a él es el infierno y un gobierno, como éste, de evidente moral bicéfala es un asqueroso monstruo sin seriedad para dirigir al País.

Este es el porqué los gobernantes no deben ser releectos. Con el tiempo dejan de ser honestos. Empiezan a hacer trampas. Dejan de gobernar con justicia y equilibrio. Adaptan las cosas a su conveniencia y no a las de los ciudadanos. El Poder los corrompe. Por ello la necesidad del refrescamiento en los cargos de Gobierno es casi higiénica. Es como bañarse para quitarse el sucio. Si no se cambian los gobernantes se pudren en el cuerpo de la Nación y terminan infestando al País.

Hay que votar NO, sin importar nuestras tendencias políticas, porque eso es lo que, realmente, favorece a Venezuela.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS