Los mariconzones (sic) de El Valle y Coche

Foto cortesía de Barinas 2012


Ana María Muñoz


Nos genera cierta vergüenza cada aparición del señor Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, pues, cada vez que lo hace, no sabemos cuál de sus extremidades va a meter. Pero, la culpa no es de él, sino de quien le dio el garrote, como dice el refrán.

Escuchar a Maduro decir que Henrique Capriles y Leopoldo López, entre otros personeros de la oposición venezolana son “sifrinitos, mariconzones y fascistas” denota la impreparación de este dizque diplomático que, posteriormente, para seguir metiendo la pata, como dicen en buen criollo, dice que hubo “manipulación” en lo que dijo pues, al mismísimo estilo cantinflérico (solo que el famoso mexicano era un ducho, preparado y crítico elegante) luego salió diciendo, como Oswaldo Guillén, que “eso no fue lo que quise decir”. Imbécil si no sabes expresar lo que piensas, ¡Cállate!

Que vergüenza, que falta de diplomacia, que carencia de cultura. Sería bueno que el gobierno le facilitara a este señor in-Maduro un profesor particular que al menos le vaya explicando el significado de las palabras. Le diremos ahora que mariconzón viene de Maricón, una palabra muy usada en su amada Argentina. Pero, según Wikipedia le presentamos lo siguiente:

“Maricón es un adjetivo y sustantivo habitualmente de carácter peyorativo, originalmente aumentativo de Marica (a su vez diminutivo de María). Marica se usa como insulto grosero con los significados de hombre homosexual; hombre afeminado (que no significa homosexual, son términos relacionados pero no iguales)”.

También agrega Wikipedia que “como insulto, “maricón” no significa solamente gay (hombre homosexual), sino persona con carácter afeminado (que en su persona, modo de hablar, acciones o adornos se parece a las mujeres). Se suele utilizar como reprimenda “qué maricón eres”. También se usa con el significado de hombre mal intencionado”.

Por otro lado agrega que “ese sentido peyorativo de la expresión ha pasado incluso al lenguaje académico. Así, el Diccionario de la Real Academia Española define hasta la fecha (la edición vigésimo segunda, de 2001) la voz “maricón” de manera homofóbica: como sinónimo de ‘sodomita’ (definido como, ‘quien comete sodomía’). De esta manera, el diccionario da a entender que las relaciones sexuales entre varones homosexuales necesariamente se reducen al sexo anal, y éste es concebido como un pecado o un delito que se «comete»”.

Tal vez el Canciller recuerda sus andanzas por los Jardines de El Valle cuando vivía en uno de esos tantos bloques que construyó el Banco Obrero y, siendo un capachero más de la populosa urbanización llamaba mariconzones a quienes se enfrentaba…Aún el muchachote malandrín de entonces no ha asimilado el delicado cargo que ostenta que requiere de mucha calma y cordura.

Zapatero a tus zapatos, dice el refrán y Maduro, todos ustedes saben el salto que dio del Metro de Caracas a la Asamblea Nacional. Lo malo es que cuando se habla de mariconzones, de repente le damos cabezazos a nuestros propios compatriotas…Él, Maduro, como buen pícaro que sí es sabe a quiénes nos referimos, incluyendo a quien no lo parece, pero que a veces habla y cojea, sobre todo cuando llamó “ojitos bellos” a su colega golpista.

Ahora el ex guapetón de El valle dice que lo mal interpretaron o que “su pasión” al tocar el tema de 11, 12 y 13 de abril del 2002 lo llevaron a mal expresarse. ¡Yo te aviso chirulí, diría Luis Herrera Campins!

“Yo le pido disculpas, le pido perdón, si cabe la expresión, de que alguien se haya sentido digamos de alguna manera agredido por una expresión que tenía otra connotación”, dijo Maduro, pero nos hemos quedado esperando su “connotación” de mariconzones. Por eso aplaudimos el comunicado de la “Red de Gais, Lesbianas, Bisexuales y Transgéneros de Venezuela (Red LGBTI) rechazando lo dicho por el in-Maduro Canciller. Recuerden que esas personas votan y, además, se respetan.

Por favor, ¿cómo pueden “manipularse sus palabras” si llamó “mariconzón” al candidato opositor? ¿O es que acaso no sabe qué es maricón o mariconzón? Mire, señor in-Maduro, ustedes no respetan a nadie. Hacen una vulgar copia de su Amo que vive pregonando que ustedes (comenzando por él) tiene cojones…hablan de “mierda” refiriéndose a los éxitos electorales de sus adversarios, siendo que no saben nada de nada.

Cultura es lo que necesitan todos los dirigentes del Psuv. Da pena ajena escucharlos. No eres solo tú, Canciller, un indigno representante de los venezolanos, sino muchos Diputados y Ministros, recién llegados a la política, para desgracia de esta gran Venezuela. Prepárense, pero no en sus Misiones educativas en las que está prohibido aplazar…y menos en este año electoral.

“Pobrecito mi país, piensa que el pobre soy yo”, decía el grande Facundo Cabral.





Fuente

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela