Gobierno rico y salario pobre

Gobierno rico y salario pobre


De nuevo el Presidente de la República nos enrostra su estilo unipersonal de otorgar aumento salarial, cuando corresponde por Ley Orgánica del Trabajo (artículo 167) acordarlo con empleadores y trabajadores. Como ha sido característico en su gestión de 14 años impone un nuevo salario mínimo, siendo lo justo para los trabajadores venezolanos un aumento general de salarios ante la desmedida inflación desatada por sus erráticas políticas públicas.

La población beneficiada suma 3.9 millones de trabajadores del sector público y privado y 2 millones de pensionados. Esta cifra resalta ante una población formal aproximada de 6.400.000 trabajadores donde 60% obtiene un ingreso de salario mínimo, denota el bajo poder adquisitivo de los trabajadores venezolanos y la alta cantidad de la población formal..

En otros países como Argentina, Brasil, México, Colombia los trabajadores ubicados en el salario mínimo están entre el 15% y el 20% de la población formal aunque los salarios mínimos sean más bajos. Ante el anuncio de que tenemos el salario mínimo mas alto de America Latina, alcanzando con el aumento en mayo y septiembre 476 $ dólares, es consuelo de tontos. Pues somos víctimas de la inflación más alta del continente y del mundo, desde 2008 como consecuencia de las devaluaciones del bolívar fuerte, de 2010 y 2011 y la proyección de 2012 hemos acumulado una inflación cercana al 150% y por la economía de puertos. A tal punto que la canasta alimentaria según CENDAS tiene un costo de 3800 bs. f. ( 829 $) dólares y la canasta básica 7.800 bs. f (1650 $) dólares. Con el aumento anunciado el trabajador podrá adquirir el 49% de la canasta alimentaria y el 25 % de la canasta básica.

Hay que recordarle al Jefe del Gobierno que la ley de alimentación establece un límite mínimo de 0.25% y un límite máximo de 0.50% de la unidad tributaria. Si tenemos para 2012 la unidad tributaria a un monto de 90 bs. quiere decir que oscilará el aporte diario entre 22,5 Bs. y 45 Bs para este año. ¿Que sucede en realidad? ya que se presupone es para todos los trabajadores. La mayoría del sector público salvo en la administración central paga el monto máximo de la unidad tributaria; entre tanto en la mayoría de alcaldías, gobernaciones, fundaciones, institutos autónomos si acaso llegan al mínimo; incluso por debajo de los 22.5 Bs. actuales y en el caso del sector privado donde labora la mayoría de trabajadores en pequeñas y medianas empresas les cancelan como C.T el mínimo si acaso. Refiriéndose al tabulador del sector público, allí refleja su verdadera política de aplanar la escala salarial, es decir que los salarios ronden el salario mínimo y este se convierta como lo es en el salario promedio del mercado laboral. Ya que las remuneraciones en el sector público oscilan entre el salario mínimo y los 2.500 bs.f. En resumen un aumento de sólo 8 bolívares diarios de mayo a septiembre y de septiembre 8 bs mas, con eso ni para una empanada de queso. Lo que no se compadece con un barril petrolero a 115 $.


Froilan Alejandro Barrios Nieves 





 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela