La Apontetalanquera


Mire profesor, a esta edad ver a un Aponte Aponte convertido en una piltrafa, después de estar al frente de un Imperio Penal con el que hizo todo tipo de inmundicias, me pone a totumear una vez más sobre lo que es el hombre y su destino

Este ex-magistrado acepta que no era más que un servil mandadero del Ejecutivo para acometer cuanta inmoralidad se le pidiera. No tiene perdón de Dios.

¿Pero usted no cree, Don Antero, que tuvo el valor de denunciar las atrocidades judiciales del régimen arriesgando su propia vida? Mire amigo, a este caballero hay que decirle lo que Herrera a Lusinchi: ¡Tarde piaste, pajarito!
 
Después que lo agarran atragantado con los beneficios que obtuvo de los Makled, y sus patrones lo expulsan, busca protección con los panitas de la DEA-FBI. 

Mire, profe, por más antichavista que yo sea, no creo que el discurso de AA desarmado en lo moral, ponga a tambalear un régimen que además no tiene mayor oposición. 
 
Hasta ahora, AA nada ha dicho que no se supiera y nada ha tambaleado. 
 
Y más aún, profesor: ese ex magistrado sabía muy bien que estaba metido en una mafia que exige fidelidad plena. Y lo curioso es que no llega a decir por qué sus dueños le metieron una patada.

Dice que no se acuerda si le firmó el carnet a Makled. ¿Y tampoco si tuvo conexión con el narco? Es decir, lo botaron por nada. Esto no se lo cree ni su ser más querido. 
 
Ahora, Don Antero, ¿no está usted juzgando muy duro a este árbol caído? No, mi amigo, aquí lo que hay es un árbol mafioso que salió corriendo a buscar la protección yanqui. ¿Y eso se lo dan a cualquier bicho de uña, o ya estaba conectado?
 
Entiendo sus preguntas, Don Antero. ¿Pero no cree que las declaraciones de AA servirán para que USA adelante su expediente contra el Gobierno venezolano?
 
Ay profesor, recuerde que cuando se montó la tragicomedia de Makled, el régimen estaba caído y después vino la negociación y Santos supuestamente pudo más que la DEA-FBI-USA y el jefe narco y excumbre del chavismo fue repatriado por Colombia y nadie volvió a saber de su voz. 
 
Pero, Don Antero, estamos, según la DEA, ante el testimonio de un exmagistrado sin vicios… No me tome el pelo, profesor, ¿sin vicios después que cometió delitos pa’arriba y pa’abajo para luego saltar la talanquera? Sancho, la justicia fue la que aquí saltó hace un buen rato todas las talanqueras!
 
 
 
 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS