Cultivo de pobres

Así como un avicultor cría gallinas para recoger los huevos, el actual Presidente de la República, perversamente asesorado desde La Habana, ha pretendido poner en práctica los "cultivos de pobres", con el insano propósito político de cosechar votos.

Ellos, los lacayos que le sirven a Fidel Castro en Venezuela, siempre han estado convencidos de que a los pobres se les puede hipotecar su conciencia y su dignidad con "un plato de lentejas". Consideran que los venezolanos tienen muy pocas aspiraciones. De modo que entonces, piensan los perversos lacayos castrocomunistas, es fácil someter a la gente por hambre.


Es esto lo que han intentado desde que asumieron el poder en 1999. Al efecto, la "revolución cubana" les diseñó la política de las limosnas revolucionarias, con las cuales fue sometido a la desgracia el otrora glorioso pueblo cubano. Esas limosnas o dádivas del Gobierno, en Venezuela se denominan misiones. Y la prioridad de estas "misiones" es cultivar pobres; como se crían y engordan pollos en una granja.


Lo que afirmamos al final del párrafo anterior es una verdad absoluta. Es lógico pensar que si había muchos millones de pobres en 1998, ¿cuántos millones más han nacido en trece años, en los mismos ranchos y en los mismos espacios carentes de esperanzas y de futuro? De consiguiente, ningún pobre ha salido de abajo; ni uno solo ha ascendido a la clase media. Por el contrario, esta clase se ha empobrecido sustancialmente.


La situación actual con los "cultivos de pobres" constituye un monumento al cinismo y al irrespeto a los pobres. Para cada segmento de ellos opera, entre regular y mal, una de las decenas de "misiones" que han sido creadas. Mientras tanto, se dejaron de construir dos millones de viviendas y de generar varios millones de empleos de calidad.


Este es el desastroso balance de Hugo Chávez: un pueblo sin viviendas, sin empleo decente ni seguridad personal, carcomido por el odio, con menos bienes y escasos alimentos. ¡Un pueblo rumbo a los más altos niveles de miseria!









x

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS