La autoestima Chimba


La autoestima es la forma en que cada uno de nosotros se valora. Se forma en la niñez pero también se modula en la juventud y la adultez con las experiencias de vida. La importancia de la autoestima es que influye en el trato con otros y, sobre todo, en la manera de disfrutar nuestra propia vida.
Las personas de baja autoestima pueden lograr cosas pero su móvil principal es ser reconocidos y felicitados. Por el contrario para las personas de alta autoestima el éxito está bien, pero ni eso ni las felicitaciones son lo esencial.
Hace poco encontramos una larga lista de conductas propias de la gente de baja autoestima y es asombrosa las muchas que le quedan pintadas al régimen actual. Veamos.
1-Hipersensibilidad a la crítica. Sin haberlo medido estimo que un 60% del tiempo Chávez y sus seguidores lo gastan en defenderse de los escuálidos que los critican y, por supuesto, acusarlos de que los males presentes son consecuencia del pasado.
2-Necesidad de destacar. El comportamiento de Chávez para llamar la atención bordea en lo ridículo. Su falta de compostura, su vestimenta, sus decires, sus promesas, sus cantatas, sus anécdotas, sus amenazas al imperio, sus obscenas palabrotas, sus interminables cadenas, solo tienen el propósito de mantenerse en las noticias
3-Irrespetar a las personas. Este ha sido un frecuentísimo matiz de Chávez que por supuesto repiten sus chupamedias. Colocar sobrenombres, ridiculizar comportamientos de otros y contar chismes dañinos es cotidiano.
4-Idolatrar a otras personas. Esta faceta ha convertido a Venezuela en una especie de socio inferior y dependiente de Fidel Castro. El último desprecio de Chávez a los venezolanos fué irse a tratar una dolencia en Cuba. (De paso el desarrollo de enfermedades psicosomáticas es otra característica de los de baja autoestima).
5-Creerse superior. Con frecuencia Chávez dice ser solo un soldado, una brizna, un poquito pues, pero lo cierto es que su patología de creerse superior lo ha llevado a destruir la Constitución eliminado cualquier posibilidad de que alguien lo desobedezca. Su ansia de ser líder eterno, sus frecuentes referencias a Bolívar al cual le viene a completar la obra y sus afanes de líder continental lo muestran como en realidad es.
6-Mentir. Chávez es capaz de decir y prometer cualquier cosa que complazca a su auditorio. Su innegable olfato lo guía en lo que debe decir. Su lista de promesas incumplidas es enorme por lo que debe renovarlas con cierta frecuencia. El actual caso de los dos millones de viviendas es una mentira monstruosa que repite con cara de palo.
La baja autoestima del Presidente es muy grande y por ello se rodea de gente que aplaude sus ocurrencias y le grita consignas tranquilizadoras como la de Uh, Ah, Chávez no se va. Pero en el fondo de su ser hay un hombre atormentado por el miedo a una realidad que se acerca.
 





 
                                                  Eugenio Montoro
                                                montoroe@yahoo.es

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela