Historia de la cerveza

Tenemos multiplicada la capacidad de asombro. En el continente se preguntan: ¿Cómo es posible que los venezolanos hayan podido caer tan bajo? Lo afirmado no es solamente desde el punto de vista económico.

Cada domingo, el “filósofo” Presidente suelta una andanada de cosas que nos convierten en objeto de burlas en el mundo. Ahora resulta que la culpable de los 137.000 muertos aproximadamente de Venezuela, en los últimos diez años, es la cerveza. No es el poco aprecio por la vida, la inseguridad, la falta de una buena educación, el desempleo, la fraseología del Presidente que habla de triturar, aplastar, demoler al adversario, sino la cerveza. ¡Qué de cachaza! ¡Hasta dónde llega la manipulación a un pueblo!

La cerveza es una de las invenciones más grandes de la humanidad. Desde que el hombre conoció el pan, hace más de seis mil años, conoció también la cerveza. En tiempos del politeísmo el dios Thor, dios del trueno, era también el dios protector de la cerveza. Alemania y Holanda producen y consumen grandes cantidades de cerveza de calidad y no tienen el índice de criminalidad de este país. Si la cerveza acompañó al hombre desde siempre y es la causante de la mortandad, entonces la humanidad no existiera.

En Venezuela se conoce la cerveza desde el año 1764. En 1843 se hizo famoso el consumo de cerveza hecha por alemanes en la Colonia Tovar. Hay una historia de la cerveza en Venezuela que narra la prosperidad de la industria de la Cervecera Nacional, la Cervecera de Caracas, la Cerveza Regional de Maracaibo desde 1929, que era la mejor del país; de la Cerveza Zulia y la Polar. Esta última es además la empresa que mayor cantidad de alimentos produce para los venezolanos y a quien debemos un gran apoyo a la cultura. Por eso los ataques y expropiaciones que se hacen a esta empresa por el Gobierno son injustificados. Hay una Cámara Venezolana de Fabricantes de Cerveza y hasta una Universidad en Puerto Cabello que prepara maestros cerveceros.

Un dicho popular dice: “El que toma cerveza se emborracha, el que se emborracha se duerme, el que duerme no peca y el que no peca va al cielo; y si al cielo vamos, entonces cerveza bebamos”. 






Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela