El monstruo por dentro...Parte II




Parte II

Históricamente nunca jamás el partido comunista llegó al poder por la vía del voto, pues esa palabra (comunista) es un tabú, algo que todo el mundo teme y desconfía, ya que de lo que se trata es de una trampa, un engaño, que indefectiblemente conduce a los pueblos víctimas a la esclavitud, al hambre y la pérdida de sus libertades, tal como ocurre en la actualidad en Cuba y Corea del Norte. Ellos llegan al poder a través del simulo, apuntalando a los movimientos de izquierda populistas, para luego, sacarlos del juego.

Eso mismo está ocurriendo acá en Venezuela: Chávez se mostró al comienzo como interesado por la salud y el bienestar del pueblo; se montó en la ola sentimental de los pueblos excluidos y llenos de necesidades, para ganarse la confianza del electorado y así sorprenderlos en su buena fe.

La versión del comunismo que trajo Chávez como proyecto de país es de la peor calaña: El stalinismo de la ex Unión Soviética que tomó Fidel Castro como modelo para la isla cárcel. El stalinismo significa represión, pérdida de expresión, censura, pérdida de la propiedad privada, cárceles a los disidentes, persecuciones, fusilamientos y destierros, amén a un personalismo cultor del líder, el partido y un sinfín de calamidades.

Los que siguen a ciegas al líder deben detenerse a pensar con la cabeza y no con el corazón. Este mismo mes en Cuba fueron despedidos un millón de trabajadores porque no hay cómo pagarles sus sueldos. En Venezuela las encuestas convergen en un rechazo por el orden del 90 al 93 por ciento al sistema comunista a la cubana que Chávez pretende imponer en Venezuela.¿Por qué entonces permitírselo? ¿Por qué ese apoyo ciego si saben que el comunismo va a atosigar y esclavizar hasta a los mismos simpatizantes del régimen? En los regímenes como el cubano no existe la propiedad privada, de modo que usted, amigo simpatizante de Chávez, no va a poder dejarle nada a sus hijos de herencia.

Comunismo es una mala palabra y por eso el régimen la sustituyó por el socialismo del siglo XXI. Eso pues, es comunismo puro y Fidel se encargó de quitarle la careta a Chávez al afirmarle a los periodistas del Canal 8, que lo de Chávez no es otra cosa que el comunismo que Marx creó. Más claro no canta un gallo. Nos corresponde a todos los venezolanos, cualquiera que sea su color político, ponerle el 26-S coto al comunismo en Venezuela!


Kaled Yorde

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS