¡El silogismo de Luisa!



Los humanos nos distinguimos del resto de los seres vivos precisamente por la capacidad de pensar, de razonar y de tomar decisiones. Nosotros tomamos decisiones a cada instante y para ello hacemos uso de nuestro razonamiento: deductivo o inductivo. Ambos razonamientos están relacionados con lo que se denomina: SILOGISMO, que no es otra cosa que tomar decisiones sujetas a la lógica, y esta es intrínseca al vínculo existente y necesario entre premisas y conclusiones.

El silogismo está determinado también por la madurez intelectual que cada persona tiene; se supone que mientras más estudios se tenga, mayor es la capacidad de análisis y de razonar. En un razonamiento, la mente va de lo universal a lo particular, y si utilizamos premisas verdaderas, la conclusión o decisión tiene que ser verdadera; y si utilizamos premisas falsas, obviamente nuestra conclusión o decisión tiene que ser falsa.

Ahora bien, llama poderosamente la atención el caso de la doctora Luisa Estela Morales, presidente del TSJ, porque en muchos de sus razonamientos hay una absoluta y contumaz ausencia de silogismo. Ella utiliza premisas verdaderas y llega a conclusiones falsas. Aquí en Maracaibo, cuando se hace uso de ese razonamiento, lo mandan para la “Ricardo Álvarez”. La doctora Morales dijo recientemente que la “división de poderes” debilita al Estado. La CNRBV taxativamente es clara al respecto, y no puede interpretarse a tenor del jalabolismo ni del absolutismo de manera distinta, sino a sus principios filosóficos. En una democracia, la autonomía de los poderes públicos es vital para su consolidación.

Otro razonamiento de la doctora Morales que carece de silogismo fue cuando afirmó que los presos políticos no pueden ser candidatos a ninguna elección. En este caso también utiliza premisas verdaderas y conclusión falsa. La CNRBV es clara cuando afirma que los ciudadanos no podrán ser candidatos a una elección cuando exista SENTENCIA FIRME, y esta es cuando se hayan agotado todos los recursos legales que otorga la CNRBV para garantizar el derecho a la defensa. Los presos políticos juzgados apenas tienen sentencia de primera instancia. Dios, ¿qué es esto?


Marlon S. Jiménez García

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela