Pautas para recuperar la paz social

Una mente serena es un tesoro invalorable que vuelve a la persona ecuánime, armoniosa y feliz, generando paz social. En tiempos de tanta tribulación y desasosiego, nada es más oportuno que seguir algunas pautas para alcanzar ese estado mental de serenidad y quietud. Según lo explica la sabiduría del pueblo chino,  el Tao, lo que importa no es la situación en sí que estamos viviendo, sino el modo como la percibimos y obviamente, la reacción que asumimos frente a ella.

Estas pautas son:  
Primero: Cambiar de actitud para no caer en el juego del violento. Este es el primer paso en la dirección correcta; un cambio de actitud en la vida, reaccionando racionalmente y nunca pasional ó instintivamente. Segundo: Buscar soluciones, no culpables en  una situación difícil ó engorrosa que se presente. Frente a los problemas normales de la vida, no debemos buscar culpables, sino soluciones. El Tao 79 señala: “La persona sabia busca soluciones; los ignorantes solo culpan”. No es el conflicto mismo lo preocupante, sino como respondemos frente a él y esto es lo que genera violencia.  
Tercero: Evitar caer en el dualismo (polarización). Cuando estamos atrapados en el dualismo, el conflicto invariablemente se convierte en combate.
Cuarto: Antes de reaccionar frente al reto o la provocación, respiremos profundamente varias veces de modo que podamos estar centrados y calmados. Una actitud serena, desarma al más violento y agresivo interlocutor.
Quinto: Actuar con respeto y compasión. Esto es fundamental, puesto que el respeto es un valor sagrado que el otro aprecia y exige. La compasión es un elemento divino, puesto que se actúa desde los zapatos del otro (No hagas al prójimo lo que no te gustaría que otros te hicieran).
Sexto: Actuar sin violencia. Esto es la práctica de uno de los 5 valores humanos fundamentales hinduistas de los grandes Maestros espirituales: La no  violencia- ó “Ahimsa”.
Séptimo: Trabajar siempre por la unión, por la unidad y la consolidación de los principios dignos del ser. Es luchar por una mejor defensa de los Derechos Humanos, la amnistía, el desarme, solidaridad, libertad y democracia.

La paz interior al conquistarse, se manifiesta como calma, serenidad, atención, concentración, disciplina, dignidad, constancia, enfoque, ubicación, silencio interior, optimismo, auto-aceptación, auto-confianza, auto-control, comprensión hacia los demás, etc.








Kaled Yorde / Abogado

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela