Las citas



Si algo me asusta es el desenfado como el presidente Chávez y el exgobernador Rosales se lanzan a citar a autores. Más de una vez, lo juro, leyendo sus discursos e intervenciones me dan ganas de gritar: "¡Auxilio!, Víctor Hugo (si es Chávez, quien habla) o Brecht  (si es Rosales, quien lo hace) despierta que este tipo te destroza".

Es frecuente escuchar: "Como decía Walt Whitman, en su célebre poema..., como muy bien escribía el gran Federico García Lorca, qué grande era Pablo Neruda y su Canto General, Víctor Hugo yLos Miserables, he perdido las veces que he leído sus páginas... . Dante Alighieri y su divina comedia es un ejemplo vivo de... he leído mucho, ahora mismo estoy leyendo al gran Marx…" Más o menos esta es la estructura de cualquier discurso del jefe de Estado cuando inspirado se dirige al pueblo, y en la cuarta hora de su alocución suelta una retahíla como esta y para mis adentros me digo: "¡Cojones! y los habrá leído".

Igual me ocurre con el exgobernador Rosales. Fue justo en estos días, con motivo de la postulación de la candidatura de Pablo Pérez, cuando nos lanzó un gancho al hígado con la cita de Brecht, que me hizo lanzar un ¡veeer...!

Confieso que en un tramo significativo de mi vida he sido cultor de las citas. ¡Por qué se cita? Aquí recojo las impresiones de Savater, se cita por dos motivos, primero, por modestia, es decir, se reconoce el origen ajeno de lo que se dice y, segundo, por orgullo, es decir, porque se enorgullece más de las páginas que se ha leído que de las que se ha escrito, y esto según Savater lo dice Borges (ven lo sabroso que es citar).

Cómo calificar esa debilidad de Chávez y Rosales (cómo se parecen estos dos) por las citas y por las frases hechas, malhechas y deshechas. Obviamente no son eruditos, eso, hay que tener claro, ninguno de los dos son filósofos, aun cuando a uno se le haya colocado ese mote de manera sarcástica y el otro se lo cree de verdad y ambos son disparateros, por ejemplo, tenemos esta frase del Presidente: "Al Zulia le hace falta otro puente, le construiremos un puente "bajo el agua" o esta de Rosales: "Vamos a ganar hasta en Margarita, que es una isla rodeada por agua".

Y es que en honor a la verdad ambos son maestros del espacio vacío que se llena con  frases y citas, con citas y frases.





Énder Arenas Barrios / Sociólogo


http://www.laverdad.com/detnotaopinion.php?CodNotic=67017

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS