Sí va, Aristóbulo


El diputado Aristóbulo Istúriz, en la primera discusión sobre la Ley Contra la Discriminación Racial, propone que se castigue a quien use la palabra "mono" para referirse a otras personas.

A mí me parece bien, aunque creo que esas faltas, más que con leyes, se castigan con la sanción moral del ejemplo, porque no hay nada que más nos guste a los venezolanos que violar la ley y todo lo prohibido en nuestra tierra se vuelve moneda común.

Por otro lado, no faltará el adulante que, sobreinterpretando la ley, crea que lo que se ha prohibido es la palabra "mono" y empiece a cambiar los cartelitos de los zoológicos donde están estos animales y coloque algo así como "hombre en evolución". ¿Se imaginan, en este país, donde abunda el abuso y la burla agresiva, a la gente usando la nueva expresión para referirse al que antes aludía con la antigua?

En honor a la verdad, el diputado tiene razón: agredir a alguien por su condición racial o por sus convicciones personales es un acto que denota miseria espiritual. En el caso del insulto a los malos gobernantes, es, además, una evasión de la verdadera crítica que hay que hacer.

A una persona que tiene tantas cosas censurables reales y objetivas, tantas fallas y desaciertos, caerle encima por el color de su piel o por un defecto físico es una vileza que deja de lado la esencia, concentrándose en el accidente, para usar la terminología de otro Aristó(teles).

Ahora, la discriminación que se hace desde el poder es la peor de todas, porque sus consecuencias son más nefastas y peligrosas, y ha llevado a muchos poderosos a creerse con derecho a exterminar al "otro".

Por eso, como ciudadano, solicito a nuestros representantes que, en esa lista de palabras prohibidas para referirse a otras personas, se incluyan otros términos, a saber: "Gorila (que es más fuerte que mono), victoria de m..., escuálidos, apátridas, pitiyanquis, sinvergüenzas, vagabundos, cochinos, pendejos, imperialistas, pataruco, alcohólico, lacayo, entreguista, ladrón de 7 suelas, retardado mental (échale, compadre), estúpidos, pobre ignorante (re­échale), genocida, asesino, cobarde, plaga, fariseo, hipócrita, bandido, diablo, alcahueta, golpista e inmoral (los últimas 7 palabras a Mons. Castillo Lara), tumor, oposición putrefacta, asqueroso traidor, mafioso, imbécil, desgraciadito, degenerado, vagabundo, analfabeto (analfabeto como insulto, maestro), burro, mercenario y payaso". Bueno, puse sólo una lista resumida de términos y expresiones comunes en nuestra televisión en los últimos tiempos, porque no alcanzaría la edición de hoy de este diario para contenerlos a todos.

Así pues, diputado, estoy de acuerdo con su propuesta. ¿Estará usted de acuerdo con la mía, o prefiere simplemente llamarme payaso? 


Laureano Márquez 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS