La “escatovolución”



Carolina Jaimes Branger /Periodista / cjaimesbranger@gmail.com

Este artículo es muy inusual y…me perdonan.

Hay mucha gente horrorizada por la falta de límites del señor Presidente de la República. En particular, y con razón, se quejan del reciente y detallado relato en un Aló, Presidente (seis mil y tantas visitas en Youtube) de una emergencia escatológica, de ésas que nadie cuenta en público y que aunque él crea que ha sido la única víctima (''esto le pasa sólo a Chávez, a más nadie en este mundo''(¡!)) nos ha pasado a todos en algún momento de nuestras vidas. Lo que pasa es que no lo contamos, por simple norma de urbanidad.

Quienes sí tienen anécdotas de ese tipo son los humoristas, porque como son temas que precisamente no se tratan en público, producen hilaridad. Si Chávez hubiera sido un humorista, su relato hubiera resultado divertido. Pero tratándose del Presidente de un país... Es difícil imaginarse a cualquier otro presidente de cualquier otro país contando un cuento semejante.

El caso es que no es la primera vez, ni será la última, que el señor Presidente hable en esos términos en público. ¿Recuerdan después del referendo, el adjetivo con que lo calificó?... Pero lo grave es que más allá de sus palabras están sus hechos. Y más allá de sus hechos, sus des-hechos. Porque está des-haciendo el país. Nunca hemos tenido tanto dinero junto a tantas necesidades insatisfechas, ni junto a tanta vulgaridad, tanto trajín, tantos antivalores; en fin, tantos des-hechos, que fácilmente podrían calificarse también como desechos.

Des-hechos y desechos como caletearnos 26 leyes para establecer cambios que de manera clara, tajante y precisa rechazamos en diciembre. Des-hechos y desechos como no haber publicado los resultados definitivos de ese referendo. Des-hechos y desechos como las inhabilitaciones a candidatos opositores con claras opciones de convertirse en triunfadores. Des-hechos y desechos como las últimas decisiones del TSJ, que más parecen salidas del sombrero de un mago -y de un mago chimbo- y no del más alto tribunal del país.

''Ahora lo digo y me río... yo andaba con un cólico, compadre... es decir, tenía diarrea... yo soy un ser humano como cualquiera de ustedes, a veces la gente se olvida de eso, ¿no?...''.

En realidad, es irrelevante si nos olvidamos. Lo relevante es que él recuerde que él es el Presidente... ¿no?...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela