Tribilín y los superhéroes


"Tribilín" es el nuevo símbolo de los actos del chavismo, incluso, podrá ser utilizado en las fiestas infantiles (pobres carajitos). Se trata del mismísimo presidente Chávez travestido de muñeco, algo orejón y con pelo en la cabeza. Con él, el Presidente quiere combatir a los superhéroes: Superman, Batman, Robin y la Mujer Maravilla. Curiosamente lo bautiza "Tribilín", el famoso perro de Disney de los zapatos mollejúos y que es caracterizado desde muy temprano como: loco, ingenuo, caótico y torpe. También es conocido con el alias de Goofy.

Hasta allí, el muñeco, me pareció simpático, carajo, hasta que se le cayeron los pantalones. En mi opinión, yo que he sido un devorador de comic, los superhéroes pueden llevar los interiores por encima del pantalón, inclusive, las pantaletas por encima del leggins, pero jamás debajo de las rodillas enseñando sus intimidades, válgame Dios, si algunas hasta son de acero. Semejante humillación es inconcebible en un superhéroe que todos los días, las veinticuatro horas del día, están pendientes de salvar el planeta contra todo bicho, bien, sea terrestre o alienígena.

En lo personal, aunque algunos me llamen alienado, prefiero el super héroe a Tribilín, aunque sea agente de la CIA o del imperialismo, que es lo mismo. Aquí quiero confesarme con ustedes: mis primeras lágrimas fueron derramadas cuando Kal El, conocido en la tierra con el apodo de Superman, es colocado, en una nave espacial por su padre Jor El, y por su sufrida madre Lara, antes de que Kripton explotara en mil pedazos. Caramba como sufría la pobre Lara, símbolo, para mí, de todas las madres del mundo que sufren cada vez que a un planeta se le ocurre explotar y ella tiene que abandonar a su hijo en una nave espacial. No es cualquier cosa.

Para mí, Kal El o Superman fue el primer niño abandonado de la calle, aunque sea más apropiado decir, que es el primer niño abandonado en el espacio, el cual es más grande y vasto que la jodida 5 de Julio.

Por eso y por muchas cosas más, yo, prefiero a los superhéroes. Todos han tenido una historia terrible de abandono y desencuentro, nunca tuvieron, ni siquiera la posibilidad de vender arañitas, al contrario, son desarraigados, mutantes y mutilados, disociados y, realmente sufridos, inclusive, algunos, ni siquiera pueden tener relaciones de pareja, porque imagínense ustedes qué muchacha va a querer tener un lance con un tipo que es todo, todito de acero.






- Énder Arenas Barrios / Sociológo -
 
 
 
 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela