EL PAN NUESTRO DE CADA DIA

EL PAN NUESTRO DE CADA DIA

Hoy quiero escribir sobre algo en particular que he analizado durante estas semanas,  desde que entró en vigencia el último aumento salarial, que ronda sobre los 1550 bolívares fuertes, que de fuertes no tienen nada,  pero eso otro punto de discusión, por lo pronto entremos en materia.

Llegue al mercal a realizar mi compra para 15 días con lo que había cobrado que eran 700 bolívares fuertes, porque lo otro me lo habían descontado en el seguro social que ni es seguro ni social y en la ley de política habitacional, y allí logre conseguir por casualidad 4 paquetes de arroz, 4 de espaguetis, 1 pote de mantequilla, dos pollos, 1 paquete de caraota, tres latas de sardinas,  un kilo de fororo, 2 paquetes de harina de trigo, 2 bolsas de leche, 2 litros de aceite de soya, dos kilos de carne, dos kilos de azúcar, un paquete de chicha,  allí gasté 465 bsf. ,  continué después guardando los pasajes para poder ir a trabajar, a todas estas me quedaron 100, y no supe qué hacer con ellos, ya que me faltó los productos de limpieza del hogar y de limpieza personal, el desodorante el champú el jabón de lavar y de bañarse, total que no me quedo de otra que vender un poco menos de la mitad de la compra que había realizado en mercal para poder completar lo que me falta, no muy claro con todo, llego a la casa y me consigo el recibo de luz como todos los meses, yo dije en mi interior, ok 80 bsf, eso me alcanza,  pero sorpresa,  me habían multado, por haber consumido mucha luz, yo quiero que alguien me explique cómo hago en mi casa para vivir sin los ventiladores prendidos y la nevera cuando en mi rancho si no nos mata la delincuencia nos mata el calor, hace días llegó un amigo con un termómetro de ambiente y midió 51 grados de calor, y el airecito que tengo en el cuarto para las noches ya no alcanza para todos, entonces cuando vi el recibo de luz por 386 bsf, me dije a mi mismo, este recibo no lo puedo pagar porque no tengo, ya había gastado todo, solo me quedaba el pasaje, total me fui al barrio de al lado y busque a Fulgencio, un amigo que fue botado de Enelven por haber firmado contra el presidente y quedó desempleado,  por lo que ahora se dedica a conectarnos a todos en el barrio de contrabando por 50 bsf mensual, si te la quitan él mismo te la pone.

Realmente no se qué va a pasar en nuestro hermoso país cuando esta triste historia se repite de a cada rato, por ahora como dijo mi comandante, seguiremos esperando para ver hasta donde aguanta el bolsillo del venezolano o la paciencia de los ciudadanos
Sigamos viendo y esperando el pan nuestro de cada día.

Jáner Rangel
Lector del país

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela