Chávez y la Navidad




Hoy es un día muy especial para todos y cada uno de los venezolanos. Algunos todavía podemos compartir con nuestra familia la cena navideña e intercambiar algunos regalos con nuestros seres queridos. Hablaremos del futuro, de nuestros deseos, de nuestras metas, de lo que queremos para los hijos, para la familia, para nuestra región y nuestro país. Haremos ejercicios verbales con quienes nos rodean en la búsqueda de palabras más palabras menos que posean el don celestial o mágico que haga reflexionar a quien hace 10 años contó con el respaldo de un pueblo esperanzado en la solución de sus problemas y que al transcurrir el tiempo, entretenido en caramelos y bisuterías, se encuentra en peores circunstancias y al borde de la más profunda crisis social y económica que nos haya tocado vivir.

Se le suma entonces a los decadentes principios morales, producto de la corrupción impune y descarada a todos los niveles de gobierno, la falta de direccionalidad del Ejecutivo nacional, inmerso en delirios enfermizos de grandeza continental y filosófica propios de un paciente de hospital psiquiátrico, que nos expone a la burla del más incrédulo espectador.

Se mofa, falsea la verdad, abusa de los poderes, regala el dinero de los venezolanos, manipula el discurso del Libertador Simón Bolívar y ahora nos arrebata la Navidad, pretende quitarnos el sentimiento de paz, los deseos de unidad, de felicidad para todos los hermanos de esta tierra, del amor que el Niño Dios nos ha brindado, sin distingo de color, raza, religión o clase.

Pero hoy, y cada vez mas, los venezolanos se dan cuenta de cuál es la "verdad verdadera", cuáles son las reales intenciones de quien se dice demócrata, qué es lo que quiere para él y para el país, cómo ha destruido buena parte del aparato productivo, y a aquellos que no les ha tocado ya les tocará el turno para ser expropiados, invadidos, confiscados, perseguidos, enjuiciados o simplemente encarcelados. ¿Y el debido proceso?, ¿y el derecho a la propiedad privada?, ¿y la justicia?, ¿y los derechos humanos? Quienes no lo han querido entender es hora de mirarse en el espejo, de reflexionar y ver otros ejemplos en el mundo que fueron similares al de turno.

Entendamos que lo que estamos viviendo en Venezuela es problema de todos, de los políticos pero también de la madre y del padre de familia, del trabajador, joven, estudiante, mujeres, empresario, ganadero, constructor, campesino, indígena y por ello todos debemos cerrar filas y oponernos a sus intenciones vitalicias.

Qué descaro, antes, con la anterior reforma decía: "En la reforma también hay artículos que benefician a los trabajadores y otras cosas más. La reelección indefinida es secundario". ¿Y ahora?. No hay alternativa, seguiremos en la lucha, sin descanso, por la libertad, por nuestros derechos, la paz y el futuro de nuestros hijos, con la convicción absoluta que mas temprano que tarde saldremos de la pesadilla. ¡Feliz Navidad!


http://www.laverdad.com/detnotic.php?CodNotic=4702

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS