MARACAIBO Y EL 19 DE ABRIL DE 1810



Verdades Dolorosas

Ernesto García Mac Gregor                      garciamacgregor@gmail.com

MARACAIBO Y EL 19 DE ABRIL DE 1810

Ese Jueves Santo, el jefe supremo de España en Venezuela, Vicente Emparan, desde el balcón del Cabildo de Caracas renunció a su cargo. Para llenar el vacío se constituyó, la Junta Suprema Defensora de los Derechos de Fernando VII.
En Maracaibo, el gobernador español Fernando Miyares se enteró de los acontecimientos en mayo; de inmediato convocó a los notables de la ciudad quienes no reconocieron a la junta de Caracas y proclamaron una autónoma, que finalmente no fue aceptada por el Cabildo.
Sucesivamente, Mérida, Trujillo, La Grita, Bailadores, San Antonio y San Cristóbal se declararon independientes de Maracaibo. Cuando llegó una comisión enviada de Caracas para pedir que la provincia  se uniera al movimiento, sus componentes fueron encarcelados.
La Regencia de España nombró a Miyares, Capitán General de Venezuela y estableció la Capitanía en la Provincia de Maracaibo, único territorio monárquico de importancia que quedaba en el área. La provincia de Guayana y la ciudad de Coro también se opusieron al movimiento independentista.
Mucho se ha criticado la actitud de Maracaibo, sin tomar en cuenta que para entonces no existía el concepto bien arraigado de patria y que cuando el Cabildo de Maracaibo rechazó el proyecto independentista de los mantuanos, expresaba sus temores a ese bosquejo político caraqueño, ajeno y extraño a la vida y realidades locales. La provincia de Maracaibo era un mundo totalmente aislado de Caracas y más vinculado comercialmente con los EEUU y Europa. Maracaibo temía pasar de colonia española a colonia caraqueña. Por otra parte, este era el baluarte omnipotente e infranqueable del gobierno español en el país. No obstante, desde entonces se fraguó el movimiento subversivo regional que culminó triunfalmente en la verdadera independencia de Venezuela como lo fue la batalla Naval del Lago de Maracaibo. Que oiga quien tiene oídos…


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS