Sal pa’lante



Estas 26 leyes lo acercan más al comunismo pero lo alejan más del pueblo.

En la escuela, cuando uno estaba muchacho, siempre se conseguía con algún compañero que se la echaba de más guapo que todo el mundo. Desafiaba, amenazaba, prometía golpes y demás y uno normalmente le tenía miedo, pero en algún momento había alguien que se cansaba de ser vejado y de repente sacaba valor de lo más profundo y le espetaba al bravucón: “sal pa’lante”. Hasta ese mismo momento llegaba la altanería y grosería del petulante fanfarrón. Inventaba cualquier cosa pero no aceptaba el reto. A partir de ese día el guapetón tenía que resignarse a hablar pendejadas o en todo caso amenazar a los más pequeños. Pues bien debo informarle a la opinión pública en general y a mis amigos en particular, que después de casi diez años de estar recibiendo amenazas, ofensas, insultos, atropellos y todo tipo de vejámenes no aguanto más, saco valor de donde no lo tengo y le digo a este tipo que ya basta, que no le aguanto más. Que si realmente es guapo, salga pa’lante. Que lo espero en la esquina.

Ya basta, ya me cansé. Ya cayó la gota que rebosó el vaso. La mezcla de sangre vasca e italiana que llevo en mis venas hizo explosión. Ni un insulto más. Se me agotó la paciencia y la academia. Si usted es capaz de amenazarme cada vez que le viene en gana y además usa los recursos que yo pago para hacerlo, no se lo acepto más. Igualmente no le acepto más que me endilgue los epítetos que a usted se le ocurra. Más escuálido será usted. Más traidor a la patria es usted. Más corrupto será usted y sus amigos y sus familiares. Más golpista o mejor el único golpista convicto y confeso es usted. Más antirrevolucionario es usted y su cardumen de adláteres. Si yo soy pitiyanky usted es pityruso y piticubano. No me calo más eso de que porque tenga un grupo de gente armada que le ríe todo y la hace gracias y le aplaude como focas me diga tripas negras y tripas azules.

No le permito de ahora en adelante que se burle de mi, vaya a burlase de la señora que estaba en la maternidad el día en que usted nació. No le acepto que me haga más trampa en el manejo de las disposiciones y normas que nos rigen ni en mis dineros. No le permito ni un día más que use mis pertenencias sin mi permiso y que le reparta mi dinero a quien a usted se le ocurra. No le tolero más que use mi tiempo de descanso y de ocio para tener que oírle estupideces, sandeces, pendejadas y embustes. No le acepto que esté cambiando nuestra historia, nuestros símbolos y nuestros próceres a su libre albedrío.
No le permito que esté trayendo a nuestra casa a cuanto paria malnacido se preste a rendirle pleitesías por cuatro lochas. No le consiento que le esté otorgando condecoraciones y reconocimientos patrios a cuanto bicho de uña se cuadre con usted para transgredir la convivencia mundial. No le admito ni un viaje más a cuenta de mis recursos. No le aguanto más disparates y desmanes de megalómano y ególatra. No soporto más seguir viéndolo disfrazado ultrajando y ofendiendo a nuestros hombres y mujeres responsables de la defensa de la patria. En fin que no le acepto más que se salga de lo que estrictamente se le señala como sus atribuciones en el ejercicio de su cargo que le dimos, bueno que le dieron otros. Igualmente le exijo respeto, para mi y mis coterráneos, de acuerdo igualmente a lo que se establece en ese librito azul que usted quiso colorear de rojo pero se lo impedimos. Que no es no. Es decir que no le acepto que se pase más por donde usted siempre dice la constitución y leyes de la república.

Espero que le haya quedad bien claro, pero si no le quedó claro o no entiende lo que le estoy diciendo, le repito lo que le dije arriba “salga pa’lante”. No me importa que yo ya este transitando de lleno la tercera edad, operado de la columna y con tres by-pass pero no me lo calo más. O me respeta o “salga pa’lante. Por si no me conoce tengo el pelo y la barba blanca como mis preferencias políticas y tendré una pajita en el hombro. Lo espero el 23 de noviembre, yo andaré con camisa blanca, lógicamente, y supongo que usted andará de rojo, rojo comunista, como sus intensiones.

Iolaizola@cantv.net


http://www.analitica.com/va/politica/opinion/5007189.asp

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela