Hombres de valía














Kaled Yorde / Abogado

El que la sociedad civil critique a los gobiernos autoritarios, despilfarradores de la riqueza nacional, ineptos, falaces y terriblemente corruptos, como lo es el régimen neo-comunista de Hugo Chávez Frías, siempre es algo lógico y común. Pero cuando quienes lo hacen son individuos que de una manera u otra participaron, apuntalaron, ayudaron y defendieron en el pasado el oprobio, ahora convencidos de que se equivocaron, que fueron sorprendidos en su buena fe y engañados vilmente por el líder del proceso, es una cosa muy plausible. No es lo mismo la verdad dicha por el bando opositor que aquella que luego del desengaño, la dicen los otrora viejos compañeros en el camino revolucionario. Estos últimos son hombres de valía y hay que reconocerles su hidalguía, honestidad y sobre todo, dignidad política, creyentes en un proyecto de país que trabaja y se desvela por lo social, pluralista y democrático y en modo alguno comunistas al estilo de la ex Unión Soviética, la Cuba castrista y el socialismo del siglo XXI.

A la cabeza de esos valiosos hombres está Ismael García, de Podemos, líder de verbo enérgico, inteligencia brillante e ideas coherentes. Su discurso mina día a día la estructura falaz, corrupta y autoritaria del régimen. Otra figura importante en esta tarea de abrirle los ojos al montón de venezolanos que siguen hipotecados con el régimen y/o ignorantes de lo que está pasando en el país (¿o tal vez vendidos?), es Luis Miquilena. El hombre que fabricó al Frankestein venezolano que había caído por ingenuo, está alertando al país entero sobre lo peligroso del proyecto castro-comunista chavista en que estamos sumidos. Otro hombre de valía lo es Raúl Baduel, el general trisoleado que finalmente atendió al llamado de su conciencia socialista, pero democrática, pluralista y anti-comunista. Los generales Usón y Guaicaipuro Lameda, Teodoro Petkoff, Rafael Simón Jiménez, Ernesto Mayz Valenilla, Hermánn Escarrá, Raúl Salazar, entre otros y ¿por qué no? Eduardo Semsei, ex presidente del CNE, se encuentran entre los hombres de valía que se han reivindicado ante la opinión pública. Son gente que el país y la historia tiene que reconocerles sus méritos, puesto que errar es de humanos, pero admitir los errores y enmendarlos es de seres con conciencia. De último hemos dejado -y los últimos serán los primeros-, al presbitero zuliano wuayuu, el padre José Palmar, revolucionario verdadero y gran cruzado contra la corrupción en nuestro país. El padre Palmar es ya una referencia positiva en esta hora menguada de nuestra historia patria.



http://www.laverdad.com/detallenew.asp?idcat=2&idnot=80418

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS