El día que el Zulia abrazó su independencia



"Ellos son blancos y se entienden", decía el marabino de mediados de 1821, en víspera de la gesta independentista. Cuando los delegados de la Gran Caracas viajaron hasta esta tierra para reclutar a las personas y formar un ejército, muchos se negaron porque, según la historia, la provincia de Maracaibo fue la última en plegarse a este proceso.

Ya había quedado atrás la Guerra Civil estadounidense y la Revolución Francesa, en 1776 y 1789, respectivamente, cuando las ideas liberal-burgueses comenzaron a llegar a América del Sur a través de libros subversivos a los que solo tenían acceso los intelectuales de la época, porque la mayoría del pueblo era analfabeta, recuerda Kurt Nagel Von Jess, presidente del Acervo Histórico.

Era una provincia donde no existía el concepto de venezolaneidad, cuenta el historiador. La principal preocupación de los maracaiberos de entonces era satisfacer sus necesidades básicas, hasta que poco a poco despertó un sentimiento patriótico.

Los procesos de transformación política y social cobraron importancia. "Los criollos ilustrados, educados,  reflexionaron con los textos. Ahí inicia la lucha entre blancos criollos y peninsulares, comienza a gestarse el proceso independentista del yugo español".

En la declaración de Independencia de 19 de abril de 1810, Maracaibo, gobernada para el momento por Fernando Miyares, no se adhirió a la causa patriótica. La razón por la cual la provincia marabina se plega tarde, relata Von Jess, responde a la ubicación geográfica aislada entre esta y Caracas.

Y despertó la conciencia

"¡Viva Colombia!", gritó, 11 años después, Francisco Delgado, gobernador de la provincia zuliana, a las 3.00 de la mañana del 28 de enero de 1821, cuando recibió noticias de que las tropas enviadas por Rafael Urdaneta se trasladaban a Maracaibo para apoyar su decisión de cabildo a favor de la Independencia.

El pueblo marabino, al escuchar la noticia, se echó a las calles. Un gobernador decidido salió al balcón del Ayuntamiento y ante su pueblo declara a Maracaibo libre del Gobierno español. "Eso es lo que se celebra el Día de la Zulianidad, cuando nosotros nos plegamos al resto de la historia venezolana, aunque antes había gente partidaria de la independencia, pero no eran fuertes como para reconocerlo", afirma Von Jess.

Delgado se mantuvo en su puesto por tratarse de un importante miembro del movimiento independentista. Su pronunciamiento condujo a la Batalla de Carabobo el 24 de junio de 1821, pero la verdadera independencia, según cuenta el historiador, se proclamó con la Batalla Naval del Lago (1823), cuando la escuadra republicana al mando de José Padilla derrota la flota española que había intentado apoderarse nuevamente de Maracaibo desde el 7 de septiembre de 1822.

Von Jess recuerda que la zulianidad empieza porque Maracaibo finalmente se pliega a la Gran Colombia. La región hizo sentir su voz ante las injusticias de los distintos gobiernos centrales. El patente regionalismo zuliano nació, entonces, para quedarse.

Hito en la historia zuliana

- 1990: Oswaldo Álvarez Paz, gobernador del Zulia, organizó un concurso público para dotar al Zulia de una bandera. El 28 de diciembre de 1991 se enarboló por primera vez, la creadapor José Antonio Urdaneta. Por lo que hoy también se celebra el día de la bandera zuliana.

- 2002: Manuel Rosales, gobernador del estado, decretó el 28 de enero como Día de la Zulianidad y en el 2006 se extendió la celebración al crearse la Semana de la Zulianidad.

La Zulianidad coloquial

Más allá de un hecho histórico, la celebración coloquial de la Zulianidad trasciende a reforzar el regionalismo que caracteriza a los marabinos. Su definición podría resumirse en “orgullo”, el cual se ve expresado en el amor y admiración que los maracaiberos demuestran hacia los símbolos que representan esta tierra: el Lago, Puente, la Chinita, Maracaibo y el sol.

Para el historiador Miguel Ángel Campos, la Zulianidad podría describirse como “un sentimiento de pertenencia a un territorio estructurado y a una comunidad simbólica. Es el aprecio hacia el sentido de lo extrovertido y comunicativo que caracteriza al marabino y a sus emblemas como las gaitas y su particular gastronomía”.  

De acuerdo al historiador, la verdadera  Zulianidad radica en la necesidad de defender y cuidar lo propio de esta tierra "por encima de todo".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Simón Bolívar: “Maldito el soldado que dispare contra su pueblo"

LEY DE LAS MARCHAS Y/O PROTESTAS

Artículo 328 de La Constitucion de la Republica Bolivariana de Venezuela